Sebastián Piñera: “Voy a encabezar un gobierno de derecha moderno”

El ex presidente Sebastián Piñera, candidato de la coalición de derecha Chile Vamos, presentó su programa de gobierno a fines de octubre. Allí, se propone avanzar con medidas neoliberales como forma de acelerar el crecimiento económico y retroceder en varias de las reformas aprobadas durante el gobierno de Michelle Bachelet.

La reforma laboral no apareció durante la campaña de Piñera y tampoco es mencionada literalmente en su programa de gobierno, pero está en el primer capítulo en el apartado “Un Chile que crece y crea empleos de calidad”. En un primer esbozo de la propuesta, se proponen medidas que permiten acuerdos individuales o grupales que sean independientes de la negociación colectiva, que fue fortalecida en la reforma laboral aprobada durante el gobierno actual, por ejemplo posibilitando “pactos individuales de adaptabilidad laboral”. En estas negociaciones se podrá acordar, por ejemplo, que las 45 horas semanales de trabajo se repartan en cuatro días en jornadas que superen las ocho horas y que se redistribuyan las jornadas y horas extra. Además, en la reforma se incluye la creación de “un contrato especial de trabajo a distancia” y de un “sistema de apoyo para los trabajadores por cuenta propia”, así como “mejorar la definición legal de servicios mínimos en caso de huelga”.

Otra reforma que propone Piñera que va a contramano de las aprobadas durante el mandato de Bachelet tiene que ver con la educación: en el programa se incluye restablecer varias disposiciones que habían sido eliminadas por la reforma educativa. Por ejemplo, se propone "restablecer el mérito en el acceso a los colegios por razones académicas" y "reconocer el aporte que los padres voluntariamente quieran realizar a la educación de sus hijos”, lo que implica el regreso del copago voluntario, disposiciones que fueron eliminadas para terminar con los filtros aplicados por las instituciones educativas y promover la inclusión.

Otra de las reformas de Bachelet que se vería modificada es la de las administradoras de fondos de pensiones: Chile Vamos propone insistir con el actual sistema de seguridad social, que depende de estas empresas, e incrementar 4% los aportes que hacen mensualmente los trabajadores, sin modificar los que realizan las empresas. A contramano de las medidas adoptadas por el actual gobierno, Piñera también impulsa una baja en los impuestos que pagan las empresas con el argumento de que eso dará un empuje a la inversión privada que servirá para reactivar la economía.

La polémica que rodeó en estos últimos meses al programa de Piñera giró en torno del financiamiento de sus propuestas, que él anunció que será por medio de “estrictas medidas de austeridad”, entre ellas el despido de funcionarios, y la reasignación de recursos, especialmente de los programas sociales mal evaluados. Este año la Dirección de Presupuestos evaluó de forma negativa a varios programas porque su presupuesto no terminó de ejecutarse o sus mecanismos de control son insuficientes; allí entraron, entre otros, un programa que promueve la mejora de los barrios y otro dirigido a atender a las mujeres con menos recursos que son víctimas de violencia doméstica.

Carolina Goic: “La seguridad pública hay que enfrentarla sin complejos”

La candidata de la Democracia Cristiana (DC), Carolina Goic, dijo después de la presentación del programa de gobierno, a comienzos de noviembre, que sus prioridades son la seguridad, el crecimiento económico, la salud y la educación. También propone una reforma constitucional que incluye el restablecimiento del voto obligatorio.

Goic quiere crear el Ministerio de Seguridad Pública y Protección Civil y modernizar a los Carabineros, una institución cada vez menos popular en Chile, habilitando el ingreso de 6.000 nuevos oficiales, como una manera de brindar más seguridad a los chilenos. Además, se propone negociar, al comienzo de un eventual gobierno, una agenda antidelincuencia que incluya los delitos económicos y la probidad de los funcionarios.

En el área social, la DC propone establecer la gratuidad total para los Centros de Formación Técnica Profesional –a los que suelen ir las personas de menos ingresos–, crear un sistema de evaluación de calidad y avanzar en la universalización de la educación.

Uno de los hincapiés del programa de Goic está puesto en el área de la salud. Allí se propone hacer una reforma que implique la extensión de los servicios de atención, un plan de salud sexual y reproductivo –que incluye educación sexual y medidas contra el embarazo adolescente– y la creación de una Agencia de la Infraestructura de Salud para agilizar la concesión de obras para esta área.

Una inversión pública y privada en el área de infraestructura que alcance 5% es la apuesta que adoptaría Goic, si llegara al gobierno, para impulsar el crecimiento de 4% de la economía chilena al que aspira en su programa.

Alejandro Guillier: “Mi misión es tomar el relevo de nuestra presidenta”

El candidato de la oficialista Nueva Mayoría, el senador Alejandro Guillier, dijo en su cierre de campaña que su compromiso es “seguir avanzando en derechos sociales y laborales, en igualdad de género, en el acceso a la educación gratuita, en el derecho a la salud, a pensiones dignas y, sobre todo, en un país que es capaz de resolver sus problemas en democracia”. Justamente, su programa se propone profundizar en algunas reformas realizadas en el gobierno de Bachelet e impulsar otras que la actual presidenta no logró concretar, por ejemplo, la gratuidad total de la educación pública en todos sus niveles. También propone, al igual que la candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, una Asamblea Constituyente que permita redactar una nueva carta magna que después sea aprobada por plebiscito y que incluya, entre otras cosas, una modificación del sistema de gobierno para que sea semipresidencial y que cuente con un primer ministro.

El candidato ha dicho que su programa tiene tres puntos fundamentales: la protección social y los derechos sociales, el impulso a un crecimiento económico “sustentable, innovador e inclusivo” y la convocatoria a la Asamblea Constituyente, en el marco de la cual se propondrá extender el derecho a voto a los menores de 18 años así como profundizar la descentralización y crear mecanismos de democracia directa y semidirecta para promover la participación ciudadana y la asociatividad.

Acerca de los derechos sociales, el programa indica que se garantizarán “constitucionalmente pisos iniciales de derechos en todas las etapas del ciclo vital” y que se fortalecerá al Ministerio de Desarrollo Social para avanzar en este sentido. Entre estas propuestas también está la de crear un sistema nacional de cuidados para personas en situación de dependencia.

Acerca de la seguridad social, el programa de la Nueva Mayoría dice que “el sistema de pensiones basado únicamente en las administradoras de fondos de pensiones se agotó”, y que es necesario crear uno nuevo “tripartito, mixto y solidario” en el cual “el Estado garantice el bienestar” de los chilenos y “la sociedad en su conjunto provea jubilaciones dignas”. Mientras Sebastián Piñera propone aumentar los aportes de los trabajadores, Guillier plantea que los que crezcan 5% sean los del empleador, profundizando la reforma impulsada en este sentido por Bachelet. Además, fortalece el Fondo de Ahorro Colectivo y crea mecanismos especiales para las mujeres que tengan dificultades para jubilarse.

En el terreno económico, Guillier dijo en la presentación de su programa, a comienzos de noviembre, que es necesario recuperar el crecimiento pero “no cualquier tipo de crecimiento”, sino uno que se traduzca en “empleos decentes”, que sea “inclusivo” y “armónico con el medioambiente”. “Se crece para mejorar la calidad de vida; no podemos seguir viviendo como una economía rentista que explota seis o siete recursos naturales sin valor agregado”, aseguró.

Beatriz Sánchez: “Hay que escuchar lo que le está sucediendo a la gente”

La candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, aseguró que si gana las elecciones Chile tendrá su "primer gobierno feminista", y subrayó que su programa de gobierno se hizo con la contribución de más de 12.000 personas que participaron en 500 encuentros programáticos.

En el programa del Frente Amplio se encuentran las propuestas más osadas con respecto a los derechos sociales. Allí se incluye la creación de un seguro de salud “universal y solidario”, el establecimiento de una educación 100% gratuita –que incluye la condonación de la deuda a algunos estudiantes–, el fin de las administradoras de fondos de pensiones.

En el terreno económico, el Frente Amplio propone estudiar “posibilidades de expropiación” en áreas estratégicas y de servicios, como los servicios de electricidad y agua potable, así como triplicar la inversión del Estado en ciencia, innovación y tecnología. Además, en este área se plantea hacer una reforma tributaria para crear un impuesto de 2% anual para los patrimonios que superen los cinco millones de dólares y otro de 5% a las ventas de la gran minería. Con los ingresos de esos impuestos, el Frente Amplio se propone costear las reformas sociales. “Vamos a distribuir la riqueza en el país. Vamos a subir impuestos y recaudar más dinero para cubrir las necesidades de Chile”, aseguró Sánchez en la presentación del programa, en octubre.

Una de las iniciativas más polémicas del Frente Amplio es la de convocar a un plebiscito “que permita a la ciudadanía pronunciarse sobre la activacioń de un proceso constituyente” para terminar con una Constitución que “viene siendo cuestionada de manera creciente, tanto por su origen dictatorial, como por la insuficiencia de las reformas posteriores”.