Foto del artículo ''

El Servicio Central de Informática de la Udelar (Seciu) es responsable de asesorar a las autoridades universitarias sobre esa temática. Además, desarrolla y gestiona la infraestructura informática de la Udelar relacionada con los emprendimientos institucionales, y brinda asesoramiento y apoyo informático a todos los servicios universitarios, en coordinación con la Comisión Sectorial de Desarrollo Informático.

En su origen, existió un tronco común al Seciu y al Instituto de Computación (Inco) de la Facultad de Ingeniería, que abarcó el período 1966-1973. Fueron los tiempos del CCUR (Centro de Computación de la Udelar), creado en el marco del Plan Maggiolo. En 1967 se creó la carrera de Computador Universitario y en 1968 se adquirió la IBM-360 Modelo 44, que fue instalada en el CCUR, ubicado en el quinto piso de la Facultad de Ingeniería.

La IBM estuvo destinada, desde el principio, a la docencia de la carrera recién creada y a brindar servicios de apoyo a la gestión e investigación universitaria, así como a distintas organizaciones del país.

Ese equipo, de vanguardia en su momento, contaba con una memoria de 128 KB y dos unidades de disco intercambiables de 1MB cada una, y una unidad lectora de tarjetas perforadas. Compárense esas capacidades (en un equipo de 2 metros de ancho por 80 cm de profundidad y 1,70 de alto) con cualquier teléfono celular actual. Sin embargo, eran muchas y diversas las actividades que ya comenzaban a cambiar con la introducción de la computación; a modo de ejemplo, se reproduce una página del Boletín Nº 2 de julio de 1971, que publicó el CCUR, con una lista de los tiempos de uso de la computadora recién instalada.

En 1973 se produce el golpe de Estado en Uruguay y se interviene la Udelar. A partir de ese año, se separan las funciones del CCUR con la creación de dos nuevas instituciones:

a) La División Computación de la Udelar (Dicur), antecesora del actual Seciu, que queda en las instalaciones del CCUR y continúa con la administración de la IBM.

b) El Inco de la Facultad de Ingeniería, que pasa a ser el centro académico responsable de la carrera, dependiente de la Facultad de Ingeniería.

Si bien hubo una separación administrativa y de funciones, esto no implicó un distanciamiento total entre las dos nuevas instituciones. Dicur continuó brindando los servicios de apoyo a la docencia y la investigación. Los equipos con los que trabajaban los estudiantes de la Facultad de Ingeniería para realizar sus tareas eran del Dicur, los investigadores de distintas áreas ejecutaban sus programas en esos mismos equipos y parte del personal era compartido.

A comienzos de los años 80, Dicur se mudó al actual local de la calle Colonia, donde se instaló un nuevo equipo central, Burroughs 6900, que sustituyó al equipo IBM. Este disponía de terminales remotas para los usuarios y se utilizó hasta fines de esa década.

Con el retorno de la democracia al país, el centro de cómputos cambió su organización y se transformó en el actual Servicio Central de Informática de la Udelar (Seciu), siendo su primera directora Ida Holz, pionera de la introducción de internet en el país.

En esta etapa la cooperación entre Seciu y el Inco tuvo un importante empuje propiciado por el retorno al país de académicos exiliados. El Inco comenzó a brindar el servicio de correo electrónico a sus docentes, y posteriormente, este servicio pasó al Seciu para ser brindado a toda la Udelar y a otras instituciones académicas, dando los primeros pasos en la formación de la Red Académica Uruguaya (RAU). Actualmente, la RAU está conectada a las redes académicas mundiales por medio de la red regional RedCLARA, de la que fue socio fundador.

En 1990 Seciu creó el dominio .uy (que identifica a los sitios uruguayos como tales en internet), que administra y opera desde ese entonces. En 1994 estableció una conexión directa y permanente a internet, lo que convirtió a la Udelar en el primer organismo del país conectado a esta nueva red mundial. Ese mismo año, y por medio de un convenio, se delegó en Antel la administración del subdominio .com.uy.

Los vertiginosos y constantes cambios en el campo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), propiciados por el explosivo crecimiento de internet y sus aplicaciones, y el importante aumento de la información disponible, hacen que el Seciu juegue un rol cada vez más importante y activo en el apoyo a los cometidos de la Udelar.

Un panorama numérico del Seciu actual: trabajan unos 100 técnicos en informática, se administran más de 50 aplicaciones que brindan servicios a toda la Udelar, y se cuenta con unos 300 servidores, entre físicos y virtuales.

Seciu atiende actualmente a:

15.000 funcionarios docentes y no docentes en sistemas de recursos humanos, de expedientes, de administración de la enseñanza, financieros, gestión de congresos, entre otros.

130.000 estudiantes activos en el sistema de gestión estudiantil y sistema de bibliotecas, entre otros.

La comunidad en general en el servicio de los dominios .uy, y sistemas como el de concursos, bibliotecas y el repositorio de producción académica Colibrí (Conocimiento Libre Repositorio Institucional), entre otros.

Por su parte, la RAU constituye hoy un campus virtual que interconecta más de 60 sedes de servicios universitarios en todo el país (así como también a otras instituciones académicas), brindando un importante servicio de apoyo a la enseñanza, investigación, extensión y gestión de la Udelar. En colaboración con el Inco, esta red ha sido rediseñada recientemente, y está hoy en fase de implantación con la cooperación de Antel.

En estos años, y mediante convenios, el Seciu ha mantenido un intercambio fluido con diversos organismos públicos con los que compartió experiencias, asesoramientos y servicios: intendencias, el Banco Hipotecario, AGESIC, Antel, Jutep, la Biblioteca Nacional.

Hacia adelante, y en un contexto mayor de las TIC, se proyecta instalar una “nube” universitaria y avanzar en temas como internet de las cosas, inteligencia artificial y big data, aplicadas al ámbito universitario.

Más allá de eso, si bien es tarea difícil aventurar los cambios futuros en informática, la Universidad de la República siempre ha sido, y deberá seguir siendo, promotora de la creación, desarrollo e incorporación de nuevas tecnologías en su ámbito y en el país. En este sentido, Seciu seguirá acompañando y proponiendo innovaciones en las TIC para los temas que atañen a los cuatro pilares de esta institución: enseñanza, investigación, extensión y gestión.

Algunos de los datos que figuran en este artículo fueron tomados de los boletines del CCUR.

Mariela Grassi | Mirta Podestá | Sergio Ramírez