En Piriápolis, la carpa del Circo Tranzat ya se convirtió en una referencia de la temporada estival. A partir del martes, este colectivo artístico se presentará por cuarto año consecutivo en el Castillo de Piria (ruta 37). Las funciones serán a las 21.30, con entrada a la gorra, y se extenderán durante todo enero. Así, en los alrededores del enigmático castillo se reunirá un grupo de cirqueros integrado por malabaristas, acróbatas, músicos, contorsionistas, equilibristas y tiradores de cuchillos que, entre sus destrezas y acrobacias, habilitarán un espacio enmarcado por la sorpresa y la risa.

Para esta temporada la compañía presentará su nuevo espectáculo Antiq, que, según adelantan, se trata de una puesta construida desde los márgenes de lo tradicional y lo contemporáneo, que apunta a una fusión "interesante de estilos, donde una troupe de excéntricos personajes se encuentra para hacer de las suyas”. A lo largo del mes, las noches se organizarán entre este espectáculo colectivo (que se presentará los sábados, domingos y lunes), y una varieté con invitados especiales (que irá de martes a viernes).

El productor ejecutivo Iván Corral adelantó que esta es una propuesta más vinculada a lo teatral, a la narración de una historia, caracterizada por la presencia constante de los personajes sobre el escenario. A su vez, explicó que Antiq trabaja sobre elementos que no se presentan habitualmente en este tipo de proyectos contemporáneos, y sí en el tradicional, como es el lanzamiento de cuchillos, o “un número de acrobacia aérea que se realiza desde un candelabro antiguo que, en instancias anteriores de la puesta, ya forma parte de la escenografía”.

De esta manera, Tranzat vuelve a confirmar su premisa de descentralización, ya que en Montevideo ha llevado a cabo menos de 5% de sus actividades, así que atención a sus presentaciones capitalinas este mes. El colectivo “surgió como un proyecto de amigos que se propuso hacer un espectáculo con coproducción internacional” a partir de vínculos cercanos con Francia, y se convirtió en la compañía que adquirió la primera carpa de circo contemporáneo del país.