La defensa de Hugo Leites, el trabajador rural que fue agredido a rebencazos por el capataz Paolo Rodríguez, de la estancia Flor de Ceibo, presentará la semana que viene una denuncia por difamación e injurias, anunció el abogado Gabriel Cartagena. “Se difamó a Hugo y a su familia, pero este es un tema que atañe a todas las partes, porque también se afectó a la señora del capataz”, explicó Cartagena.

El abogado hizo este anuncio ayer, a la salida de la reunión de la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados, a donde concurrió junto a Leites para contar lo sucedido. A la salida del encuentro, el trabajador rural dijo ante varios medios de comunicación que “el problema” fue porque pidió un aumento del jornal –de 50 pesos, detalló Cartagena–, porque en la estancia Flor de Ceibo se trabajaban “13 o 14 horas por día” sin que se pagaran horas extras.

Leites contó que en la comisión los diputados le preguntaron por las condiciones de trabajo y el trato que había recibido en el establecimiento. En este sentido, dijo que la comida y el lugar que tenía para dormir eran “pésimos” y que “un perro tiene mejor colchón” que el que le dieron en la estancia. En este sentido, Cartagena agregó que el informe de la primera inspección del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), al que tuvo acceso, “a grandes rasgos, coincide” con las denuncias de Leites.

Leites también negó haber recibido amenazas, pero reconoció que cuando el patrón le pagó parte de lo que le debía le dijo que tuviera "ojito" con denunciarlo ante la Policía o el MTSS.

El abogado también dijo que la próxima instancia judicial, la reconstrucción de lo sucedido, será fijada después de que estén los resultados de las pericias psicológicas –que serán sobre el peón y el capataz, dijeron fuentes de la Fiscalía a la diaria–. Por otra parte, el lunes habrá una instancia vinculada a este caso en la sede de Salto del MTSS, donde Leites radicó la denuncia originalmente.

¿Un caso aislado?

“La denuncia la hice por mí y por todos los demás, porque hay muchos que han vivido lo mismo que yo, o peor, y nunca se supo porque tuvieron miedo de denunciarlo”, dijo Leites, quien agregó que sus compañeros no denunciaron que los hacían trabajar por fuera del límite legal de las ocho horas. “No son todos [los estancieros] los que respetan las leyes y las condiciones de trabajo del personal”, añadió.

En la misma línea se manifestó en declaraciones a la diaria la diputada frenteamplista por Salto Manuela Mutti, la primera política en ponerse en contacto con la situación de Leites, quien señaló que los trabajadores rurales a veces no reclaman “para no tener problemas”. La diputada indicó que en el Uruguay rural “en general hace falta trabajar mucho el tema de la conciencia colectiva” de los derechos laborales, no sólo para que estos se respeten sino también para que los trabajadores “se sientan actores reales”. “Sobre eso falta trabajar muchísimo”, agregó.

El presidente de la Comisión de Legislación del Trabajo, Daniel Placeres (Frente Amplio), dijo que la sesión de ayer contó con la presencia de la diputada nacionalista Gloria Rodríguez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos –en donde se tratará este tema, así como en la Institución Nacional de Derechos Humanos–, y hubo comunicación con integrantes de la Comisión de Constitución y Códigos. En el encuentro se resolvió que la Comisión de Legislación del Trabajo haga una actividad en torno a este tema en el departamento de Salto en una fecha a definir próximamente. “La idea es constatar si este es un hecho aislado o si es un problema que se da en todo el campo”, indicó Mutti, quien asistió a la reunión de dicha comisión, aunque no la integra, y fue la única representante del interior del país. Contó que sus colegas consultaron a Leites sobre las condiciones de trabajo de los peones rurales, que para ella no son “una realidad desconocida”, y opinó que “sin dudas” hay estancias en las que se violan los derechos de los trabajadores.

Tanto Mutti como Placeres señalaron también la necesidad de trabajar en conjunto con el MTSS para fortalecer las inspecciones en el medio rural. Además, informaron que la Comisión de Legislación del Trabajo articulará con la de Constitución y Códigos para evaluar si es necesario incluir en la reforma del Código Penal alguna modificación para que estas denuncias tengan un tratamiento judicial más ágil. En este sentido, Mutti concluyó: “Estamos para eso, para ir viendo cuáles son los agujeros para poder ser más eficientes en las respuestas a los problemas sociales”.