Este mediodía a las 13.00 es la última oportunidad de asistir a Turbonada (únicamente mediante reservas a practicasinsurgentes@gmail.com, ya que el aforo es limitado y la colaboración, al sobre). Siete performers se exponen a un flujo de aire intenso y persistente en GEN Centro de Artes y Ciencias (Andes 1128 b): Adriana Belbussi, Emiliano Sagario, Leticia Falkin, Mariana Marchesano, Miguel Jaime, Nicolás Parrillo y Paola Pilatti. A partir de esta experiencia se despliega un entramado de “fenómenos intempestivos, materialidades ingobernables, conspiraciones, respiraciones y modos posibles de lidiar con la distopía”. La búsqueda creativa se inició en el marco del programa Bitácoras del Instituto Nacional de Artes Escénicas, y en ese camino se realizaron experiencias en el túnel de viento del Instituto de Mecánica de los Fluidos e Ingeniería Ambiental de la Facultad de Ingeniería. Apunta Pilatti, una de las creadoras de la obra y bailarina, sobre el proceso de trabajo: “Entre la turbación y la turbonada nos armamos y desarmamos, devenimos relámpago o mar en calma, desierto y espuma, humano, animal y cíborg. Encontramos en nuestras vacuolas de soledad lo que finalmente queremos decir, o algo que se le aproxima, y nos encontramos. En la empatía delicadamente construida entre seres extraños que conviven en su extrañeza, que desertan juntos y se encuentran en la deserción, aunque no deserten de lo mismo o no vayan hacia los mismos lugares. Nos reconocemos extraños y nuestros cuerpos irradian los lugares que habitaremos. Y son esos cuerpos irradiando utopías los que impugnan lo real, en el desencuentro y en el encuentro y en los contralugares que cada uno de nosotros crea”.