El número de candidatos que compiten por cargos de presidente, vicepresidente, gobernadores y legisladores nacionales o estaduales en Brasil creció 4% desde las elecciones de 2014 y llegó a un total de 27.213. Pero entre ellos los hombres blancos siguen siendo mayoría.

De los 13 candidatos que se postulan a la presidencia, diez son hombres que se identifican como blancos, según consta en su registro ante las autoridades electorales. Sólo uno, el conservador Cabo Daciolo, del Partido Patriota, se inscribió como mulato en los datos del Tribunal Superior Electoral. A su vez, sólo dos mujeres compiten por la presidencia y ellas son también las únicas que se identificaron como negras: Vera Lúcia, del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado, y Marina Silva, de Rede Sustentabilidade.

Foto del artículo ''

Los blancos también son mayoría en el Congreso y en las elecciones a gobernador, 52,5% en el total de 27.213 candidatos, mientras que los negros y mestizos sumados alcanzan 46,57% del total y los indígenas apenas llegan a 0,46%. Estos porcentajes no reflejan los de la población brasileña, que en su mayoría se identifica como mestiza, 46,7%. Un porcentaje algo menor se considera blanco, 44,2%, y una minoría se declara negra, 8,2%, según la Encuesta Continua de Hogares de 2016, elaborada por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística. Otros estudios llegan a resultados semejantes, pero agregan que existe cerca de 1% o 2% de indígenas y un porcentaje similar que corresponde a otras categorías contempladas en las preguntas.

Más clara es la diferencia de género. Mientras la Encuesta Continua de Hogares informa que en Brasil viven más mujeres que hombres (51,5% frente a 48,5%), las candidatas apenas superan el 31%, mientras los candidatos llegan casi a 69%. Desde las elecciones de 2014 los partidos aumentaron su número de candidatas mujeres, pero las postularon como suplentes de senadores, vicepresidentas o vicegobernadoras.

También se presentaron este año más candidaturas de personas trans. Según informaron las agencias de noticias Efe y Presentes, el número se multiplicó en los últimos años y pasó de cinco en 2010 a 52 en 2018.

Actualmente, de los 81 senadores que tiene el Congreso brasileño 68 son hombres y sólo 13 son mujeres (16%). Del mismo modo, la Cámara de Diputados tiene 513 bancas: 462 ocupadas por hombres y 51 por mujeres (9,94%).

Con estos datos, Brasil ocupa el lugar 156 en la lista de países que elabora la Unión Interparlamentaria (que tiene 190 integrantes) según paridad de género, y está lejos del promedio de 30% de participación de mujeres en los parlamentos de América Latina, informó la BBC. Sin embargo, la presencia de las mujeres en el Congreso creció desde 1994; recién ese año Brasil tuvo su primera senadora.

Candidatos por partido

El número de candidatos presentados por cada partido da una dimensión de los momentos que están atravesando. El Partido Social Liberal aprovechó la presentación de un candidato propio a la presidencia, Jair Bolsonaro, para posicionarse como la formación que presenta más nombres en estas elecciones, desbancando al Partido de los Trabajadores, que había ocupado ese lugar en los comicios pasados. Por su parte, los conservadores Movimiento Democrático Brasileño y Partido de la Social Democracia Brasileña cuentan con menos nombres en estos comicios, lo que refleja las dificultades internas que enfrenta cada uno de ellos desde que ocuparon el gobierno.

Seguí leyendo sobre el tema: El rechazo al PT y a Bolsonaro marcan la votación que mañana empieza a definir el futuro de Brasil

Las perspectivas para las elecciones regionales en Brasil