Hace 92 años, en la confitería Las Familias, de la ciudad de Paysandú, nacía uno de los postres más emblemáticos de Uruguay: el de la medallita, el postre Chajá. Tan nuestro, que desde octubre de este año el Ministerio de Turismo le otorgó el uso de la marca país y desde el año pasado es considerado un bien de interés patrimonial en el departamento de Paysandú.

Desde su origen en 1927, la familia de Orlando Castellano, su creador, ha sabido adaptarlo a las preferencias y necesidades cambiantes. Al clásico con durazno o frutilla se le fueron sumando el de dulce de leche y el de chocolate. Además, dejó de ser solamente un postre individual, para convertirse también en una torta tamaño familiar que se comparte en cumpleaños y todo tipo de festejos. Se diversificó en una versión de postre helado y hasta en un alfajor.

Pero cuando el turno de tomar el mando de la empresa pasó a la cuarta generación, el asunto creció. Los bisnietos de Castellano fueron por más. Primero, reinventaron su tienda insignia de Montevideo, en la calle 26 de Marzo casi Luis Alberto de Herrera, y la bautizaron Chajá Bistró. A fines de 2017, la marca abrió su primera franquicia con un local en plena Ciudad Vieja, en las calles Rincón y Juan Carlos Gómez. Con este nuevo modelo de negocios han abierto dos locales más: uno en la ciudad de San José y otro en el Mac Center Shopping de Paysandú. Su idea, además, es expandirse no sólo en el país, sino también en la región.

Para no perder la esencia de la empresa familiar, los locales cuentan con una estética común y los productos son elaborados o seleccionados por la marca. De esta forma la familia protege el secreto de la elaboración del postre.

Bodas de oro

Con motivo de los festejos por los 50 años de la marca, el entonces director de la empresa, Orlando Nardin, inventó una medalla de plástico color dorada que se encontraba debajo del postre del clásico envoltorio de papel. Los clientes pedían entonces el postre de la medalla, que rápidamente pasó a ser el de la medallita. De esa forma Chajá logró diferenciarse de sus varios imitadores como el postre original, el de la medallita.

La palabra “bistró” llegó, vía Francia, de Rusia, donde significa “rápido”, y el término sigue funcionando para transmitir la idea de urgencia a la hora de servir un plato. De ahí la impronta de Chajá Bistró, que busca ser un punto donde pasar a desayunar, almorzar o merendar si el tiempo escasea. Si bien tiene alguna mesa, el lugar se presta más para el take away. Casi todos los productos son de autoservicio, ideal para pasar a buscar algo en un corte del trabajo. Pero para los que gusten despejarse afuera de la oficina, el lugar es agradable y cálido para comer algo ahí o tomarse un café. También cuentan con delivery por varias plataformas digitales.

Sucursales y precios

Chajá Bistró tiene cuatro sucursales: » En la ciudad de San José: 18 de Julio 451 y Gral José G. Artigas, frente a plaza Treinta y Tres. » En Buceo: 26 de Marzo 3516 esquina Luis Alberto de Herrera. » En Ciudad Vieja : Rincón 609 esquina Juan Carlos Gómez. » En el Mac Center Shopping Paysandú: Local 102. Los locales abren de lunes a viernes de 8.30 a 19.00 y los sábados de 9.30 a 13.30. Plato del día y refresco: $ 240. Milanesa y refresco: $ 140. Ensalada de pollo: $ 165. Café o cortado y tres bizcochos: $ 79. Té completo para dos: $ 350.

Las opciones para el almuerzo son de rotisería: milanesas, calzones, tartas, empanadas, ensaladas, bocatas y un menú del día que es muy variado. Para la tarde o la mañana hay distintas opciones de combinados de café o cortado con bizcochos, productos de panadería, alfajores, o con el mismísimo postre Chajá individual. También hay una opción de té completo para dos. Y, por supuesto, se encuentran todas las variedades posibles del famoso postre: de chocolate, dulce de leche, con durazno, ananá, frutilla, clásico, tamaño individual, tamaño familiar o en su versión de postre helado.

Las promociones son constantes y se renuevan: algunos días con la compra de un Chajá va el café de regalo, otros con los productos de rotisería el segundo va a mitad de precio y otros con el menú del día se incluye el postre.

.