En Montevideo existen decenas de organizaciones sin fines de lucro que tienen como única forma de ayudar a otras personas recibir donaciones. El acto de donar corresponde a la liberación de un bien para que un tercero sea favorecido, es una acción voluntaria y bondadosa que no obliga a recibir nada a cambio, que sólo requiere la voluntad de las partes y el cumplimiento de algunos requisitos, que en algunas oportunidades pueden ser legales.

¿Qué tan solidarios son los montevideanos a la hora de deshacerse de cosas que ya no se usan?

En este último tiempo, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales se han dedicado a promover la cultura de la donación y la reutilización; una encuesta de la empresa Equipos Consultores de octubre, a la que accedió la diaria, permitió conocer el alto número de montevideanos que desarrolla este tipo de práctica.

Foto del artículo ''

Según el estudio encargado por la Intendencia de Montevideo, 70% de las personas consultadas respondió que siempre dona lo que ya no usa, 22% contestó que lo hace a veces y 8% que nunca dona. Las mujeres son las que más donan: 76% respondió que siempre lo hace, cifra que entre los varones llega a 63%. Según la edad, las personas de entre 50 y 64 años son las que tienen más incorporado el hábito de donar: 81% lo practica, mientras que los jóvenes de entre 18 y 29 años son los que menos lo hacen (54%).

Para el profesor y antropólogo Nicolás Guigou, hoy en día existen mayores posibilidades de donar, por la influencia de sentir bondad y hasta por un interés personal, ya que el donante se siente bien al hacerlo. “Hay una construcción de un formato de bondad que incluye las donaciones. Eso no se necesita mostrar en una actividad, sino solamente con la entrega de un objeto, que hace que el donante se sienta aliviado”, afirmó Guigou consultado por la diaria. Asociada a esta idea de bondad también aparece la de sentirse reconfortado al dar lo que uno ya no necesita; “religiosamente para muchas personas ese acto hace que se sientan perdonados”. En episodios de catástrofes la situación es diferente, apunta, “ya que uno dona por una causa y sabe el destino de lo que cedió, lo que moviliza aún más a las personas”.

Basura

Para promover las donaciones y la reutilización, la Intendencia de Montevideo busca generar nuevas costumbres en los hogares, a la vez que impulsa la gestión correcta de los objetos en desuso para evitar la contaminación y la formación de basurales. En lo que va del año, el servicio de retiro de residuos voluminosos recibió 19.000 pedidos para levantar aparatos electrónicos, muebles u otros objetos de gran tamaño. Salvo los electrónicos, que están almacenados a la espera de una licitación que determine su disposición final, el resto de los residuos son enterrados. En Montevideo, además, se generan aproximadamente 1.200 toneladas de residuos domiciliarios por día, lo que significa el desecho de un kilo diario por habitante.

A su vez, el antropólogo considera que actualmente las personas tienen la necesidad de consumir lo que está de moda o la última tecnología, lo que propicia el cambio cada vez más rápido de los objetos, agregando la posibilidad de acceder fácilmente a compras y desde el hogar, mediante internet, pago electrónico y con aplicaciones de incentivos o descuentos.

Viejos y nuevos caminos

Distintos proyectos de la sociedad civil apuntan también a este objetivo de reutilizar y donar. Un ejemplo es “Si lo venís a buscar, es tuyo” (tuyo.uy), un emprendimiento apoyado por la Intendencia de Montevideo, la Agencia Nacional de Investigación e Innovación y Sinergia, que conforma una comunidad de economía colaborativa que permite ofrecer sin costo lo que ya no se usa y también recibir donaciones. Unos 2.500 artículos son ofrecidos mensualmente por medio de la red, que tiene unos 57.000 usuarios registrados.

Otra iniciativa que pretende evitar el compro y tiro es la del Club de Reparadores, un grupo formado en Uruguay asociado a un proyecto en Argentina, que pretende, en jornadas de reparaciones, dar durabilidad a objetos averiados o arreglar ropa. Una de sus fundadoras, Fernanda Ariceta, aseguró que en promedio logran arreglar 70% de las solicitudes que llegan al club en cada encuentro. Realizan seis jornadas anualmente: las próximas son mañana,en el Mercado Ferrando y el 8 de diciembre en el Festival FIIS.

Hace pocos meses se fundó la plataforma involucrate.uy, una web que orienta a las personas que tienen cosas para donar y no saben adonde llevarlas; además, ofrece inscripciones para aquellos que quieren ser voluntarios en diferentes tareas que estos grupos necesitan. Hasta el momento recibieron, mediante la web, 12.000 consultas sobre lugares para donar, y hay 180 organizaciones inscriptas, informó a la diaria Guillermo Fork, uno de sus creadores.

Una propuesta que lleva varias décadas en Montevideo es la de Emaús, una organización sin fines de lucro que recibe donaciones para su venta económica y abierta a todos. Las ganancias solventan el grupo. También dan en préstamo ayudas técnicas como sillas de ruedas, bastones o muletas. Luego de la donación, Emaús clasifica lo que necesita reparación y se impide que el material termine en basurales. Las instalaciones quedan en Brandzen 2064.

Martes para donar

El 27 de noviembre será en Uruguay el #givingtuesday, un movimiento mundial que nació en Estados Unidos para aplicar justo después de fechas comerciales como el black friday y el cyber monday. Este es el segundo año que se hará en nuestro país y será para todas las organizaciones que quieran participar.

.