Santé Les Amis suele tocar en formato fiesta, en boliches ideales para desplegar toda su artillería de pop, rock y electrónica bien bailable. Pero mañana, a las 21.00, la banda se presentará en la sala Zavala Muniz del Teatro Solís, un lugar más íntimo, en donde el público va a estar sentado. Por eso la banda eligió un repertorio acorde, con canciones más tranquilas, algunas que pocas veces tocan y otras que se mezclarán con las del último disco, Sueño Animal (2018), según cuenta Diego Traverso, guitarra y voz del grupo. Además de algún invitado sorpresa, también se sumará el percusionista Coby Costa, que le pondrá el sabor latino.

En Sueño Animal el grupo consolida su estilo que ya había mostrado en Sudamericana (2012), su primer álbum ‒antes habían lanzado un par de EP‒, que los llevó a ganar el premio Graffiti como mejor álbum de música electrónica y electro pop y logró poner a uno de sus temas ‒el pegadizo “Brasil”‒ en el videojuego FIFA 15, hecho que la convirtió en la primera canción made in Uruguay que lo logra (para los ajenos al entretenimiento digital puede resultar un detalle pavo, pero la banda sonora de la famosa saga de juegos de fútbol hace que mucha gente conozca música a la que no llegaría de otra forma). “Despertar a un estado de lucidez. / Despertar, no hay engaño esta vez. / Despertar, hay un sentido y no lo ves. / El ritmo va cuando resplandecés”, dicen los primeros versos de “Brasil”.

Si bien la letra es en español, varios de los temas de aquel primer disco eran en inglés. En cambio, en Sueño Animal todas las canciones están en español. Traverso explica el cambio: “Cuando hacemos las canciones, como las voces es lo último que incorporamos, tarareamos cosas en inglés que nos gustaban como quedaban, les hacíamos letra y en un momento quedaba hecho. Si bien igual antes había en español, ahora queríamos tener más en cuenta las letras. Además, a la hora de salir al exterior, porque tuvimos la suerte de tocar en países en los que no se habla castellano, no cantar en tu propia lengua es un poco raro”. Traverso dice que fuera de Uruguay suele llamar más la tención el tipo de música que hacen, más anglosajona, cantada en español, pero más sorprende el uso de la percusión, como tumbadoras. En general, la banda no se ha planteado meter de lleno raíces de música uruguaya. No obstante, el músico destaca la canción “Sin pausa”, del último disco, porque tiene una tonada melódica tanguera o milonguera, que en parte se debe a letra en español: “Tu amor en llamas quemando camas. / Pensar en sobrevivir te mata. / Sentir el fuego subir sin pausa, / de tanto en tanto latir te cansa”.

Traverso cuenta que como escucha viene más del mundo del punk y el hardcore, aunque destaca a Talkin Heads como una banda referente (y acota que el show que dio David Byrne en marzo en Montevideo fue “épico”). De todos modos, siempre fue muy abierto, a tal punto que podía pasar de Metallica a Eduardo Mateo. Pero a la hora de componer con el otro guitarrista, Nicolás Demczylo, empezaron a colgarse con bandas como LCD Soundystem y Franz Ferdinand. Les gustó esa movida de mezclar la electrónica con los instrumentos de banda de rock y arrancaron derecho por ese camino. Si bien puede parecer difícil encontrar similitudes sonoras entre Santé Les Amis y otros grupos locales, Traverso ve cosas de Zero, aquella banda del rock posdictadura en la que se destacaba el sintetizador y en el pop-rock bailable de Sordromo. Más para acá en el tiempo, encuentra semejanzas entre su banda y Fede Lima y Socio. “Hacemos pop pero también cosas como mucho más ruidosas, o rock pesado. En un toque nuestro tenemos una parte bailable, que es fuerte porque a nosotros también nos gusta la música fuerte, pero dentro de eso hay una paleta colores en el pop. Además, tenemos el perfil de hacer nuestro eso que escuchamos, y que suena a algo nuevo, que no parezca una banda de los 80, sino a algo de ahora que tiene influencias de esa década”, dice Traverso. De todos modos, el músico piensa que a la banda todavía le va a llevar un tiempo tener un estilo reconocible. “Ojalá que el año que viene empecemos con el proceso de grabaciones, pero nos lleva mucho tiempo hacer discos, y el mundo de la música de hoy en día te obliga también a producir constantemente", finaliza Traverso.