Durante un fin de semana (este, para ser más precisos), el coqueto auditorio Adela Reta es el punto de encuentro perfecto para los lectores de historietas, los amantes de la ciencia ficción, los consumidores de videojuegos, los jugadores de rol, los aficionados de la animación y aquellos que además se disfr... es decir, realizan cosplays de aquellos personajes que tanto los entusiasman.

El atractivo de este festival, que va por su edición número 16, está en las variadas propuestas que pueden encontrarse año a año. Como los invitados internacionales, que en esta ocasión están encabezados por el guionista y rotulista John Layman.

Visitante ilustre

Layman no es un “peso pesado” de la industria del cómic estadounidense, pero sí cuenta con una dilatada trayectoria y tuvo a cargo una de las series más longevas y populares de ese mercado: Detective Comics, que en su número 27, allá por 1939, publicara el debut de cierto paladín encapuchado poseedor de un montón de pertenencias que comenzaban con el prefijo bati-.

Su obra más famosa es la creación independiente Chew, dibujada por Rob Guillory y editada por Image. Esta historieta sigue las aventuras de Tony Chu, un detective que posee el don de la “cibopatía”: mordiendo una fruta puede sentir cómo fue cosechada, mordiendo un cadáver puede sentir cómo le dieron muerte. Y Tony se pasará mordiendo cadáveres.

En el mundo de Chew, la gripe aviar causó millones de muertes y por ello se prohibió el consumo de pollo, aunque muchos crean que detrás de ello existe una conspiración que podría ir más allá de las estrellas. La agencia más poderosa de Estados Unidos no es la CIA ni el FBI, sino la FDA (responsable de regular los alimentos). Y todos los superpoderes que aparecen tienen que ver con los alimentos, como la habilidad de ser más fuerte cuanto mejor comido se está, o la de cortar tortillas en forma de objetos afilados. Es tan ridículo como parece, y funciona muy bien.

A lo largo de 60 números, Layman siembra pistas, maneja subtramas y no le tiembla el pulso a la hora de someter a los personajes más queridos a los peores castigos. El domingo, a las 18.30, dará una conferencia en la que hablará de su obra. Ojalá dedique unos momentos a Poyo, el gallo más poderoso de todo el mundo, una de las creaciones más memorables de Chew que mereció un par de números especiales sobre sus aventuras.

...y los demás

¿Se acuerdan de Dibu, el protagonista de Mi familia es un dibujo? Aquella ficción argentina intercalaba actores humanos con un simpático jovencito animado, en una versión a escala rioplatense de ¿Quién engañó a Roger Rabbit? O, ya que se le cayó la cédula a más de uno, de Mi amigo el dragón. El “padre” de la criatura, Rodolfo Mutuverría, estará el domingo firmando y dibujando, y además dará una charla.

No es el único exponente de la vecina orilla, ya que, como cada año, se produce una verdadera invasión argentina. En esta ocasión se destaca la presencia del dibujante Eduardo Risso, cocreador del cómic 100 balas junto a Brian Azzarello, aquel del viejo que te ofrecía un maletín con un revólver y la munición del título, asegurándote que todos los crímenes que cometieras con ellos quedarían impunes. Risso también es uno de los organizadores de la Crack Bang Boom, la hermosa convención de historietas de Rosario.

Otro dibujante de dilatada trayectoria en el mainstream estadounidense y en especial en el mundo de los superhéroes es Ariel Olivetti, quien presentará la novela gráfica Ich, escrita por Luciano Saracino, quien también se hará presente. Además habrá figuras familiares como Marcos Vergara, Andrés Lozano, Salvador Sanz, Gustavo Schimpp, Ángel Mosquito, Paula Andrade y Maricel Lasetz.

De más lejos llegarán la coreana Dolbae, el francés Matz (cuya novela gráfica Una bala en la cabeza se adaptara en Hollywood con Sylvester Stallone a la cabeza) y el canadiense Philippe Girard.

Multitasking

El evento se desarrolla durante diez horas, tanto el sábado como el domingo, y durante todo ese tiempo los asistentes tendrán la posibilidad de hacer numerosas actividades y adquirir cantidades importantes de historietas y merchandising.

Además de las conferencias (en las que es tradicional que se realice la gran mayoría de los lanzamientos de la historieta local) habrá proyecciones durante los dos días, incluyendo la exhibición de Tooth Fairy, cortometraje ganador del concurso organizado por Fede Álvarez. Como siempre, habrá un espacio para juegos de rol, cartas Magic, videojuegos y mucho más, como go y ajedrez. Por último, en forma continua o puntual se llevarán a cabo varios talleres.

Buenos vecinos

Afianzando la amistad que comenzara en la edición de 2017, el Centro Cultural de España (CCE) se consolida este año como segunda sede del evento, con actividades de entrada libre para aquellos que recorran “la ruta del cómic” desde Andes y Mercedes hasta el edificio de la calle Rincón. Se destaca la muestra Pepe Carvalho en historietas, con una selección de páginas creadas por Bartolomé Seguí y Hernán Migoya.

Además se emitirán cortos y largometrajes animados españoles, el clásico de culto Plenilunio, del uruguayo Ricardo Islas, en una versión "remozada" por su director, un encuentro con Guillermo Lockhart y el equipo de Voces anónimas (creación muy popular en cada festival), un taller de diseño de superhéroes y una nueva edición del Concierto Geek.

Con calzas y a lo loco

Gran parte del atractivo visual de Montevideo Comics está dado por sus propios participantes, que acuden a la cita caracterizados como sus personajes favoritos del cine, la televisión y los videojuegos. No lo hacen solamente para pagar una entrada más barata, o para participar en el tradicional Concurso Internacional, sino por tratarse de verdaderos fanáticos del cosplay.

Cosplay es una derivación de costume play y es como prefieren identificarse quienes lo practican. No vayan a utilizar el verbo con “d” frente a ellos. La mayoría de los cosplayers andará rondando los pasillos del Adela Reta, dispuestos a fotografiarse con quienes se lo soliciten amablemente. Hay una probabilidad altísima de que aparezcan dos o tres versiones de Deadpool, el personaje de Marvel que acaba de pasar por el cine otra vez. Estén advertidos: los cosplayers de Deadpool intentan ser tan pesados como el original.

El fin de semana suele cerrarse en la sala Hugo Balzo con este concurso, cuyo premio mayor es un viaje a San Pablo para representar a Uruguay en la Yamayo Cosplay Cup. Como de costumbre, los interesados deberán inscribirse previamente. Tú también, Deadpool.

Recomendaciones 100% objetivas

Entre esta cornucopia de presencias, exhibiciones, proyecciones y actividades, se pueden destacar tres, sin ninguna clase de interés por parte de quien escribe estas líneas:

1) Los integrantes del sitio web Multiverseros volverán con eso que los yanquis llaman “venta de garage”. En su stand del primer piso, estos muchachos le buscarán un mejor hogar a aquellos cómics, libros y juguetes que tienen por duplicado o que ya no entran en sus bibliotecas. Lo sé muy bien porque soy uno de esos muchachos y estaré allí todo el fin de semana, intentando regresar a casa con menos cajas de las que llevé.

2) A las 18.45 del sábado, en el CCE, el concertista Gerónimo Oyenard presentará una nueva edición de su concierto de cuerdas dedicado a temas clásicos de las series de televisión, el cine, los dibujos animados y los videojuegos. En la conducción estará Leo Lagos y también estaré yo, que ya somos como los Bud Spencer y Terence Hill de los eventos geeks.

3) Lo más parecido que tiene Uruguay al espectáculo de medio tiempo del Super Bowl es lo que ocurre mientras el jurado del concurso de cosplay delibera quiénes serán los ganadores. Allí, Leo Lagos y... bueno, y yo, solemos entretener a los presentes en base a regalos y a una silla común y corriente que suele ganar en el aplausómetro. En esta oportunidad también habrá lucha libre, gracias a la presencia de los Guerreros Charrúas.

Resumiendo

» Hoy y mañana, de 12.00 a 22.00 horas
» Auditorio Adela Reta, Andes esquina Mercedes
» Entrada por día: 390 pesos
» Abono por el fin de semana: 624 pesos
» Cosplayers: 280 pesos
» Menores de diez años: gratis
» Entrada al CCE (Rincón 629): gratis
» Con la entrada podrán llevarse un ejemplar de Poumé, episodios del rey de historietistas, con parte de la obra de Celmar Poumé, o Bacterias, la historia más pequeña jamás contada, de Bandas Educativas.
» Más información y programa completo de actividades: montevideocomics.com.uy