Del derecho y del revés

Este es tu último artículo gratuito

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos caada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
_El cuento de nunca empezar/El cuento de nunca terminar_, de Marco Caltieri (Alfaguara, 2018; 36 páginas), propone dos versiones de Caperucita roja peculiares, que van mutando al ritmo del diálogo entre el narrador y el destinatario (dos cajas de fósforos), y desmonta el cuento que se le propone para aggiornarlo y plantear lo que al autor le parece más adecuado para contar a un niño. De este mo...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos cada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá

El cuento de nunca empezar/El cuento de nunca terminar, de Marco Caltieri (Alfaguara, 2018; 36 páginas), propone dos versiones de Caperucita roja peculiares, que van mutando al ritmo del diálogo entre el narrador y el destinatario (dos cajas de fósforos), y desmonta el cuento que se le propone para aggiornarlo y plantear lo que al autor le parece más adecuado para contar a un niño. De este modo, los personajes y las acciones se ven trastocados, en diálogo con las ilustraciones, que siguen el viaje de la historia y se van haciendo junto con ella. El texto incorpora elementos de diversos géneros, numerosos guiños y citas, hasta llegar a la mitad del libro, previa pregunta: “Y para el final, ¿pueden bailar los personajes?”.

Una vez allí, la invitación es a agitar el libro, lo que nos lleva a la contratapa, o mejor dicho a la otra tapa, la que da comienzo a la otra mitad del libro, en la que la historia es bastante parecida y bastante distinta. Dos mitades paralelas, en las que lobos feroces y marcianos se cruzan para andar y desandar la narración.

El juego que propone Caltieri funciona de maravillas en esta versión algo alucinada del cuento tradicional, que se monta y se desmonta, y nunca termina porque vuelve a empezar. El recurso del diálogo como estructurador de la narración permite desarmar la trama para volver a armarla, en un regreso a aquella crueldad primigenia de los cuentos tradicionales, que a veces se extraña.

Este es tu último artículo gratuito

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
_El cuento de nunca empezar/El cuento de nunca terminar_, de Marco Caltieri (Alfaguara, 2018; 36 páginas), propone dos versiones de Caperucita roja peculiares, que van mutando al ritmo del diálogo entre el narrador y el destinatario (dos cajas de fósforos), y desmonta el cuento que se le propone para aggiornarlo y plantear lo que al autor le parece más adecuado para contar a un niño. De este mo...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá
Compartir