Se podrán repasar tradiciones y leyendas irlandesas, pero en el fondo la fiesta de san Patricio, patrono de Irlanda, calza en el calendario local porque su actividad principal consiste en juntarse a tomar cerveza justo al final del verano.

Cuando seis socios que no tenían experiencia en el rubro decidieron abrir Gallagher’s, en 2012, contaban con varias visitas al Temple Bar, el movido barrio de Dublín, donde vieron de primera mano cómo debía funcionar un pub irlandés. “Pensábamos qué bar poner y uno de los socios estaba haciendo su tesis sobre cómo montar un pub. En esa época estaban Burlesque y el Shannon. Conseguimos la ubicación y tratamos de que fuera lo más irlandés posible, con mucha madera, y trajimos de Italia la choppera con ocho canillas; ahora existen empresas que te la fabrican acá. En ese momento era muy original, porque había cervezas de muchas partes del mundo. De cerveza artesanal empezamos a poner más variedad, pero de acá sólo existían Mastra y Davok”.

Así lo resume Johnny Walker, colombiano hace 15 años radicado en el país y cara visible de un equipo formado por uruguayos y argentinos que se presenta como Moustache Up (“bigote para arriba” en español), un grupo gastronómico dueño de cuatro marcas y siete locales: Gallagher’s, Dakota, Montevideo Beer Company (la sede principal es la del ombú de Pocitos, y también hay dos en Sinergia, en WTC y Design, y otra instalada en Parque Miramar), más la pizzería artesanal Genoveva, inaugurada hace un año en Pagola y Berro, al lado de Gallagher’s, el negocio inicial.

Meses después de la apertura del pub, organizaron la primera fiesta de San Patricio de manera “muy tímida”, dice Walker, antes de reconocer que la inexperiencia les impidió prever que una vez lleno el local los parroquianos se juntarían afuera, con el consiguiente problema con los vecinos por las botellas que empezaban a acumularse. “No convocamos pero había unas 300 personas. Fue espontáneo, a la gente le gusta celebrar esas fechas ‘raras’. Me acuerdo de que no teníamos mucho stock, nos quedamos sin cerveza”. Al año siguiente, más organizados, pidieron permiso a la intendencia, que los habilitó a cerrar la calle, donde reunieron unas 1.500 personas. Sumaron DJ, bandas, gente disfrazada de duendes y, claro, cerveza verde, que no es otra cosa que una rubia coloreada. Para el otro año duplicaron esa cifra, y en 2018 sumaron incluso baños químicos, vallado, luces de alerta y seguridad contratada. “Ya era demasiado, fue un lío”, admite el empresario.

Un nombre, casi una marca

El primogénito de cada generación debía llevar el nombre de pila de su bisabuelo; esa es la causa de que Johnny Walker sea su nombre real: “No me llamo John ni Jonathan, no es ni un apodo ni un seudónimo. Toda la vida me han jodido con esto, pero yo creo que me ayudó, porque siempre trabajé en la parte comercial de las empresas y muchas veces me servía para romper el hielo. Cuando entrego una tarjeta, los primeros dos minutos de conversación son en torno a eso. Ahora, un colombiano con ese nombre y dueño de bares... creo que la mayoría piensa que es ficticio, un nombre artístico. Igual yo invento que mi papá estaba borracho o cualquier otra cosa”, dice, divertido, uno de los dueños de Gallagher’s.

Como estar en regla no bastaba para seguir creciendo de esa manera en pleno Pocitos, apenas empezó 2019 el Municipio CH les propuso mudar la fiesta. La ubicación elegida fue detrás del Yacht Club, una idea que los entusiasmó hasta que los pronósticos meteorológicos obligaron a ejecutar el plan B.

“Let’s celebrate and have a lucky day” es el lema del festival –ya no fiesta– que animará Sinergia Design (Eduardo Víctor Haedo 2240) hoy y mañana desde el mediodía. En lugar de a los 7.000 asistentes previstos entre los dos días, podrán recibir a cerca de la mitad. La excusa de extender la fecha hasta el fin de semana fue aprovechar que San Patricio cae este año un domingo, de manera que a medianoche harán la previa de lo que marca el calendario con un toque de la Riverside Band. “No queríamos dejar a la gente afuera ni tampoco perder el espíritu callejero que tiene la fiesta. Entonces no cobramos entrada. Capaz que durante el día es para que vaya la familia y por la noche más para gente de joda, por decirlo de alguna manera”, indica Walker.

San Patricio
San Patricio

Por eso contrataron a los argentinos Los Tipitos para que toquen esta noche y a sus compatriotas Banda de Turistas, programados para mañana, además de DJ y conjuntos locales. Los habitués tienen que saber que hoy Gallagher’s abrirá normalmente, pero no mañana.

Para asistir al festival en Sinergia hay que llenar una preinscripción web en el sitio www.gallaghersmvd.com, donde se deberá poner nombre y apellido, mail, cédula de identidad, fecha de nacimiento, sexo y especificar qué día se asistirá. Una vez realizado el registro llegará por correo electrónico un código QR que habrá que mostrar en el puesto de ingreso. La premisa es ir con un toque verde en la indumentaria. Entre la oferta de bebidas habrá cerveza industrial y diferentes marcas de artesanales.

De aniversario

Germán Villar es uno de los fundadores de la Riverside Band, conjunto que está cumpliendo 20 años y que desde hace tres anima el Saint Patrick’s Day que organiza Gallagher’s. Si bien tocan música tradicional escocesa (no confundir con música celta) en base a gaitas y percusión, de los seis integrantes efectivos, sólo algunos son descendientes de escoceses. Arman el repertorio escuchando a bandas foráneas y dicen que como los irlandeses y escoceses tienen una relación estrecha, casi de primos, algunos tipos de música suenan muy similares. Entre ellos cuentan con unos bailes movidos, de origen irlandés, aunque también populares en Escocia, que muestran un movimiento de pies similar al tap. “Se zapatea mucho y se baila con los brazos caídos, pegados al cuerpo. Es un ejercicio principalmente de piernas. Eso son los jigs”, relata Villar.

La gaita “es un instrumento complicado, requiere mucha dedicación”, indica el músico, y los tambores que utilizan “se tocan de una forma especial, son muy técnicos. El redoblante se toca con unos palos con una especie de pompón en la punta (mallets). Ojalá se consiguieran acá; los primeros tambores los tuvimos que hacer: tenían un aspecto bastante bueno pero un sonido fallido, no tenía nada que ver. Necesitamos tambores de alta tensión con doble bordona (inferior y superior); los tambores que usan acá, de batería y de murga, tienen bordona inferior. Apareció un tipo que tocaba en una banda importante en Canadá, que por trabajo venía a Buenos Aires, que nos trajo dos tambores y nos enseñó a tocar. Fue nuestro primer taller de instrucción. Eso fue en 2003; hasta ese momento sobrevivimos con los tambores caseros”.

Todas las fiestas

  • The Shannon (Bartolomé Mitre 1318 esquina Buenos Aires) | “Happy St. Patrick’s Day!”, saludan desde The Shannon. El pub irlandés que sostiene la tradición desde 2001. “Durante mucho tiempo en Irlanda no se realizaban festivales ni desfiles para el Día de San Patricio. Hasta los pubs estaban cerrados. La celebración se terminaba luego de la misa y todo el mundo se iba a su casa. La insistencia de los irlandeses permitió que el St. Patrick’s Day Festival se convirtiera en uno de los más importantes del mundo”, dice la invitación para su edición número 18. Mañana el boliche abrirá sus puertas a las 19.00 con entrada libre, donde a las 00.30 la formación residente, The Shannon Irish Band, hará una selección de rock & roll, blues y folk. Los que prefieran el sector de entrepiso, que se habilita a las 21.00, para asistir con más comodidad al show, deberán pagar un ticket de $ 700 que incluye una consumición (Jameson, Zillertal o refresco) y una remera oficial del día. Informes y reservas: reservas@theshannon.com.uy o 2916 9585.

  • Brickell (Juan Manuel Blanes 1175 esquina Constituyente) | Bajo el lema “Decile whiskey a San Patricio”, la marca Jameson invita a celebrar una nueva edición del Día de San Patricio. Los asistentes podrán optar entre un clásico Jameson on the rocks o elegir entre combinaciones con refresco lima-limón, jugo de manzana o pomelo. Lo que llaman “la experiencia Jameson & Birra” consiste en media pinta de cerveza acompañada por Caskmates Stout o IPA, de edición reciente. Habrá una zona lúdica diseñada para la ocasión y amenizarán el DJ argentino Otto Bunge y los locales Paola Dalto y Claudio Cardozo; también actuarán Andrés Monetti & La Rola Banda y DEDOS.

  • Hey Chopp (Juan Paullier 1436 esquina Rivera) | Cierra la calle mañana desde las 16.00 para una movida cervecera que promete rock. Estará prohibido el ingreso de menores y el de comida y bebida. Tocarán Los Prolijos, Bufón y DJ Choniuk.

  • Tierra de Osos (Obligado 1317) | Abre desde las 16.00 para festejar. Buena excusa para visitar la casa de los creadores de la Cosmic Haze y de la Double New England Ipa.

  • Stranger Bar (Rodó 2152 esquina Joaquín De Salterain) | El St. Patrick’ Day se festeja hoy desde las 20.00 junto con Los Raros y DJ Robaina. Habrá 3x2 de Zillertal tirada toda la noche y promo de black label.

  • Dagda Beer & Wine Store (Bartolomé Mitre 1316 esquina Buenos Aires) | Se puede empezar con la jarra de cerveza verde (Cabesas Bier, a $ 200) desde las 13.00 que podrá rellenarse después por $ 150. También ofrecen promociones de irish whiskey.

Patrono verde

San Patricio o saint Patrick, patrono de Irlanda, nació en 387 en Kilpatrick, cerca de Dumbarton (Escocia). Su padre era oficial del ejército romano. Cuando tenía 16 años, un grupo de piratas irlandeses lo tomó como prisionero y lo vendió como esclavo. Así fue que pasó seis años cuidando rebaños de ovejas. Mientras estaba cautivo en el norte de Irlanda, aprendió el idioma y las costumbres, pero finalmente consiguió fugarse y se marchó a Francia para ordenarse sacerdote. Tiempo después aseguró haber tenido una visión, un mandato para que evangelizara a los entonces paganos irlandeses. A los 46 años, entonces, decidió volver a aquellos paisajes verdes, donde permaneció hasta su muerte, ocurrida el 17 de marzo de 461.

Una tradición cristiana dice que Patricio explicaba la Santísima Trinidad usando un trébol. De allí viene la costumbre de llevar un trébol durante su festividad, vestirse de color verde y hasta teñir la cerveza en honor a la denominada “isla esmeralda”. El día de san Patricio comenzó como celebración religiosa en el siglo XVII, conmemorando la llegada del cristianismo a Irlanda. Era conocido como el Día del Festín, ya que originalmente suponía el levantamiento de la Cuaresma.

.