Pablo Silvera (Once Tiros)

Foto del artículo ''

I Wanna Thank Me (2019), de Snoop Dogg | Desde la costa oeste llegan noticias. La vieja escuela se autohomenajea y nos regala ese lugar común donde lo de antes era mejor. Aunque acaricia los tiempos que corren, el olor a nostalgia propicio para este mes aberrante donde se la festeja dice presente en la mayoría de los tracks del nuevo disco de Snoop Dogg. “Countdown”, el quinto tema, es un bálsamo para toda alma hiphopera y banda sonora de mi traslado en bicicleta.

Foto del artículo ''

Meliora (2015), de Ghost | Ojalá algún día pueda escribir canciones de amor como las que esta gente le canta a Satán. Disco de cabecera obligado. Ritmos y melodías que dan ganas de bailar sin prejuicios dentro de un pentagrama. “He Is” (tema cinco) es la banda sonora de los paseos con Sr. Pogo.

Foto del artículo ''

Rage Against the Machine (1992), de Rage Against the Machine | Me gusta imaginarme entrando a un boliche y topándome con esta banda en vivo por primera vez. Suena “Killing in the Name” y no entiendo nada. Me parece simpático el arranque, y de golpe ¡boom!, empieza la aplanadora y me estalla la cabeza, salpicando a los presentes. Muero feliz. Siempre vuelvo a este disco, nunca pierde vigencia y es de las mayores influencias en mi forma de armar un riff. Es mi banda sonora permanentemente.

Walter Bordoni

Foto del artículo ''

De espinas y flores (2019), de Carmen Pi y Gustavo Reyna | Un disco uruguayo bastante particular: la voz de Carmen Pi junto al archilaúd de Gustavo Reyna, más Diego Carbonell (violín barroco), Gastón Gerónimo (guitarra), Isabel Barrios (cantante lírica) y Nicolás Ibarburu (guitarra), fusionando músicas con tres o cuatro siglos de antigüedad junto a algunas canciones contemporáneas y mayoritariamente uruguayas (Eduardo Mateo, Eduardo Darnauchans y Fernando Cabrera, por ejemplo). Podría pensarse que se está mezclando agua con aceite, pero no. Gran disco.

Foto del artículo ''

Western Stars (2019), de Bruce Springsteen | El Darno siempre recalcaba que Springsteen era un laburante: “Es la CNT del rock and roll, el Pepe D’Elía del rock and roll”, me decía. En este nuevo álbum el sonido se corre a una cosa más country-folk, arropada por arreglos de cuerdas, una paleta sonora bastante alejada respecto de sus discos con la E Street Band o incluso de la de otros de sus álbumes como solista. Probablemente Western Stars no sea el mejor disco de The Boss, pero trae grandes canciones en un formato despojado que, sospecho, a Eduardo le hubiera encantado. Además, es el Jefe, y con eso basta (al menos para mí).

Foto del artículo ''

Trío (1987), de Dolly Parton, Emmylou Harris y Linda Ronstadt | Este no es para nada nuevo, pero cuando nos juntamos con Dino para preparar el recital que daremos el 31 de agosto junto a él y Gastón Rodríguez me dijo: “Escuchate esto, no puede más”. Y, para variar, tenía razón. Country rock del bueno, con tres grandes cantantes del género y participación, entre otros, del capo Ry Cooder en guitarra.

Max Capote

Foto del artículo ''

Cavernícola (2005), de Los Peyotes | Hoy justo me agarraron en modo garaje. Estos son Los Peyotes (no confundir con El Peyote Asesino, nada que ver). Tropecé con este álbum hace años, en un blog que tenía pila de discos piratas para bajar (incluso el primero mío). Me cautivó la estética del arte de tapa, garajera y retro. Por suerte, cosa que casi nunca pasa, la música y los sonidos del disco llevan la misma estética.

Foto del artículo ''

¡Demolición! The Complete Recordings (2010), de Los Saicos | Los Saicos llegaron a grabar sólo estas 11 canciones. Esta banda peruana de mediados de los 60 es considerada por mucha gente del palo –incluido Johnny Rotten– como la primera banda punk de la historia de la música, menudo galardón para una banda que surgió casi diez años antes que el punk en Inglaterra y encima, de taquito, se les ocurre surgir en Perú. Dedito para arriba (del medio, digo).

Foto del artículo ''

Los Mockers (1966), de Los Mockers | Fue la periodista y locutora Analía Fontán quien, en 2003, redescubrió esta hermosa obra de esta hermosa banda. Ella llevó el material al sello Munster Records de España y luego Pablo Stoll y Juan Pablo Rebella, porque no podían pagar los derechos de los Stooges, metieron un tema de este disco en la película 25 watts. El final es historia. Si estás buscando a los Rolling charrúas, no busques más.