Reconocido como uno de los equipos audiovisuales que mejor sintetizan calidad, información y entretenimiento, mañana Mueca Films estrena De cerca, un ciclo de entrevistas en profundidad a los 11 candidatos a la presidencia que busca “construir ciudadanía” y “fortalecer los lazos sociales”.

Basada en una serie de objetos personales, un abordaje filosófico de la política y el análisis de big data de los candidatos en las redes sociales, la apuesta incluye tecnología cinematográfica, equipo periodístico multimedia (integrado por Guillermo Draper, Paula Barquet, Nicolás Batalla, Patricia Madrid y Lucas Silva), un cuidado diseño de arte y una producción específica de contenidos para cada plataforma. El equipo se propuso trazar un minucioso y sugestivo trabajo periodístico que se convierte en testigo del presente, de las trayectorias personales, de la coyuntura política actual.

Sobre este nuevo proyecto conversamos con Facundo Ponce de León y su hermano Juan, realizador del ciclo. “Haber logrado que los candidatos, a pesar de estar en campaña, no estén apurados es algo que se percibe”, plantea Facundo. “Fue algo que se trabajó con tiempo, porque desde febrero venimos hablando con los candidatos y comentándoles que un día haríamos un encuentro de tres horas al que tendrían que llevar objetos. Es un proceso de precalentamiento, y por eso en el set sentís que bajaron la guardia”, agrega.

En cuanto a cómo descifraron el ritmo de cada encuentro, Juan lo atribuye a aspectos como el enfoque, y al hecho de que la cámara siempre esté en movimiento, porque “da la sensación de que estuviera flotando”.

Juan y Facundo Ponce de León. Foto: Pablo Vignali.
Juan y Facundo Ponce de León. Foto: Pablo Vignali.

Para el conductor, el hecho de que llevaran objetos personales “contribuyó a construir un tono de la vida privada, por fuera de la agenda de campaña”. “También había ideas claras”, complementa su hermano. “Había que hablar de redes, por ejemplo, y hay candidatos que no cuentan con mucha experiencia. Y esto también se convierte en un hallazgo, ¿cómo se maneja alguien de 65 años que tiene que empezar a manejar Twitter? ¿Le dictan el contenido? ¿Qué tan auténtico es?”.

Desde el comienzo, decidieron trabajar junto a un equipo de distintos medios para que cada político contara con un periodista de referencia. “En el proceso”, cuenta, “cada periodista, además de encargarse de un candidato, luego lo presentaba al grupo para discutirlo colectivamente. Todos intervinieron en los candidatos de los demás de un modo muy productivo y creativo. Así que cuando el periodista ya había generado el documento y juntos habían establecido un cuestionario, nos reuníamos con todos los demás y presentábamos cómo veíamos a Ernesto Talvi, por ejemplo. Y cuáles eran los cuatro o cinco ejes narrativos. Esa instancia fue muy productiva porque era un ensayo en el que nadie tensaba pero tampoco adulaba. Era una charla horizontal en la que nos preguntábamos de qué no había hablado Daniel Martínez. Tal vez eso después no era parte del cuestionario, pero cuando estás en el set toda esa información te sostiene”.

Dicen que otras de las variantes que determinan el tono del encuentro es el lugar. Filmaron en La Agrícola Jackson, en Jacksonville. “Es una bodega centenaria, afuera de Montevideo, a la que se llega por un camino de tierra. Esto los distancia de esa lógica habitual de ir de un medio a otro. Además, este lugar cuenta con una propuesta estética que lo transforma en un espacio muy particular que los sorprende, y se enfrentan a un equipo de 30 personas detrás de cámara: todos los integrantes del proyecto, al momento de grabar, están como en misa, comprometidos con el trabajo, respetando la entrevista. Todo esto contribuye a construir el clima”.

¿Cómo prevén el impacto a nivel social?

Juan: La gente siempre reconoce el valor de la producción y la seriedad del proyecto.

Facundo: Yo estoy expectante. Es algo nuevo en muchos sentidos: es nuestra primera vez en TV Ciudad, que es un canal de aire pero que no cuenta con la potencia de los clásicos, y, a su vez, es la primera ocasión que incluimos un pool de medios para que todo se amplifique. Hay mucha satisfacción de tarea cumplida. Creemos que se cumple el objetivo de construcción cívica que tiene el proyecto, porque surgió para eso. En tiempo electoral, en una elección histórica –porque, aun ganando el Frente Amplio, hay un cambio generacional–, el aporte del ciclo es algo nuevo para nosotros. ¿Qué sucede con las nuevas generaciones? ¿Quién mira 45 minutos de un encuentro con [Guido] Manini? Ojalá que muchos. Y ojalá que, para aquellos que se mantengan 20 minutos, ese tiempo les habilite un camino de búsqueda, de querer informarse, de creer en el espacio público más allá de sus intereses personales. Porque ahora hablamos de gente descreída del espacio público, que piensa que la vida sólo se trata de cumplir objetivos personales. Y si algo nos sucede a los seres humanos es que habitamos espacios comunes. Y la política es un espacio común. Como productora, asumimos un desafío: en un mundo de vorágine, nos preguntamos cómo construir discursos audiovisuales que se sostengan en el tiempo. “El origen de Artigas” [se refiere al capítulo que la serie El origen le dedicó a Artigas], por ejemplo, se sigue viendo. Y eso en el mundo televisivo nacional no es habitual. El tema es cómo seguir seduciendo a los espectadores con algo que no se agote en la emisión. El ciclo aspira a esto desde esa dimensión más humana. En diez años, verás cómo piensa Martínez ciertos aspectos de la vida, más allá de su campaña. Y eso se sostendrá en el tiempo.

Entre los objetos personales de los candidatos que sirven como hilo conductor de la narración se encuentran una lata antigua con chapitas (Mieres), un manómetro (Martínez), una campera de jean (Lacalle Pou), un oso de peluche de Sudáfrica 2010 (Novick), una boleadora (Goldman) y una vincha con la leyenda “no a la papelera, sí a la vida” (Vega).

¿Y cómo evalúan la producción televisiva nacional?

Facundo: Muy mal. Creo que tenemos trabas importantes y ojalá las resolvamos, porque todos somos partes implicadas. La televisión uruguaya está mal porque no se ha sincerado. Todos sabemos que, tal cual la conocimos, la tele está en CTI y en fase paliativa. No se cura; no volverá una tele que con la tanda publicitaria sostenga los estudios. Y aunque lo sabemos, hacemos que no. Tanto las productoras de los canales como las agencias de publicidad y las marcas. ¿Por qué no podemos decir que esto se está muriendo? Hay que preparar bien el funeral y ver cómo salimos de ahí. No hay una política del desconcierto. Tenemos pocas agallas para pararnos frente a este tema.

Foto: Leo Barizzoni.
Foto: Leo Barizzoni.

De cerca, ciclo conducido por Facundo Ponce de León, se emitirá los domingos y miércoles a las 21.00 por TV Ciudad, Youtube Live y Facebook Live. Luego de su emisión, estará en el portal de El Observador.

  • Domingo 15: Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto)
  • Miércoles 18: Edgardo Novick (Partido de la Gente)
  • Domingo 22: Ernesto Talvi (Partido Colorado)
  • Miércoles 25: César Vega (Partido Ecologista Radical Intransigente) y Daniel Goldman (Partido Digital)
  • Domingo 29: Daniel Martínez (Frente Amplio)
  • Miércoles 2/10: Pablo Mieres (Partido Independiente)
  • Domingo 6/10: Luis Lacalle Pou (Partido Nacional)
  • Miércoles 9: Gonzalo Abella (Unidad Popular) y Rafael Fernández (Partido de los Trabajadores)
  • Domingo 13: Gustavo Salle (Partido Verde Animalista)

.