Jennifer Clara, de Uruguay, y Durimbo Mutyavariri, de Zimbabue, el sábado, en el estadio Domingo Burgueño Miguel.

Abriendo la persiana americana

Con su presidenta, Nair Ackerman, a la cabeza y con el impulso que intenta darle FIFA, el fútbol femenino está en una etapa de afianzar un proceso de selecciones que el año pasado tuvo como hecho muy destacado la participación en un Mundial. Entre lo que resta de 2013 y 2014 habrá tres competencias oficiales para los distintos combinados de mujeres. Se intenta seguir un camino claro, con un grupo de futbolistas que, a pesar del escaso apoyo general con el que cuentan, le meten para adelante.

No callar

Cuba ha tenido una influencia capital sobre la política regional de los últimos cincuenta años. Más gravitante en las primeras tres décadas de su existencia y en franco declive en las dos siguientes. Fue motor de rebeldía, de reclamo ante las injusticias, de oposición a los atropellos imperiales, de impulso a políticas de fuerte impacto social y logros sustantivos en áreas claves, como la salud, y de una vitalidad política para aprobar y descalificar como, posiblemente, no haya habido otra en la media centuria transcurrida.