Socialdemocracia, pero de la buena

Quizás el único experimento exitoso de redistribución de ingresos a gran escala compatible con el logro de altas tasas de crecimiento y elevado bienestar ha sido el ensayado por los partidos socialdemócratas en los países nórdicos (Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia). Los logros obtenidos por este grupo de economías pequeñas y abiertas resultan intrigantes.

Uno por ciento

Un estudio del Instituto de Economía verifica que la encuesta de hogares tiene problemas para medir los ingresos altos y muy altos y, por lo tanto, la desigualdad económica. Este estudio confirma una caída de la desigualdad de ingresos, pero bastante menos espectacular que la que muestra la encuesta de hogares. Además, verifica que la elite económica en Uruguay parece ser un club relativamente exclusivo, al que resulta improbable ingresar y del que resulta improbable salir.

Lo atamos con alambre

Se ha vuelto un lugar común decir que los incrementos salariales tienen que estar atados a la evolución de la productividad. Al entrar en la recta final de la campaña, los partidos políticos han centrado su discurso sobre el tema salarial en este aspecto, aunque la lectura de los programas da cuenta de visiones diferentes.

Robert Dahl: democracia y empresa privada

En ocasión del reciente fallecimiento de Robert Dahl, es pertinente recordar sus escritos sobre democracia y economía. Este académico reflexionó sobre las condiciones que debía reunir un sistema económico para generar una distribución de recursos que contribuyera a los objetivos de igualdad política, participación efectiva y control de la agenda pública por parte de todos los ciudadanos. En este sentido, se mostró partidario de una variante de socialismo de mercado, un sistema económico descentralizado basado en empresas de propiedad colectiva y gobernadas democráticamente por quienes trabajan en ellas.

Vamos a ver cómo es...

La semana pasada el gobierno comenzó a escribir las primeras páginas de una nueva novela: el impuesto a la gran propiedad de la tierra. La novela tiene una trama ya conocida. El presidente expone públicamente sus ideas, los ministros se enteran por la prensa y plantean públicamente sus reparos, luego el presidente aclara pero en realidad oscurece. El gobierno, en estado de asamblea, vuelve a ser noticia en los medios. Los grandes propietarios afectados por el eventual tributo comienzan a mover sus piezas para bloquear la propuesta. Con un gobierno que muestra fisuras, la tarea parece sencilla, particularmente cuando se trata de un grupo pequeño, poderoso y que se puede organizar fácilmente. En tanto, de los argumentos a favor y en contra del tributo se discute poco.

Salarios, productividad y poder

La agenda laboral del gobierno de Tabaré Vázquez estuvo signada por la reinstalación de los Consejos de Salarios y la restitución de diversos mecanismos de intervención en el mercado de trabajo. Luego de una crisis económica con consecuencias extremadamente negativas en materia laboral y en el marco de una economía que crecía a tasas muy elevadas en relación con las medias históricas, el objetivo de recuperación salarial del gobierno enfrentó escasas resistencias. Pero el escenario ya no es el mismo.