Saltar a contenido
Pablo Ferreri.

La ley pareja

El director general de Rentas habla de las metas de la política tributaria, la situación del agro y los niveles de acuerdo en el FA.
El director general de Rentas, Pablo Ferreri (Nuevo Espacio), discrepó con la idea que han manejado algunos actores de gobierno, por ejemplo de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), de implementar un IRAE diferencial para el sector agropecuario. Planteó que hay que “derribar ciertos mitos”, entre ellos que el agro tiene una tributación nula, a pesar de que advirtió que allí los niveles de informalidad son mayores que los del promedio. Ferreri dijo además que “claramente” quien lidera la política económica es el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), aunque criticó la “caricaturización” al hablar de buenos y malos gestores en el Poder Ejecutivo. “No hay verdades reveladas y no hay fenómenos sólo en algunos sectores. Es falsa esa dicotomía de los iluminados en un lado y los espantosos en el otro”, dijo.
Sebastián Torres.

Otras reglas

El director de Industrias, Sebastián Torres, opinó que Uruguay debe mantener su “voluntad mercosuriana” pero no quedarse “atado” a la región, y actuar con “pragmatismo”. “Dejar de lado el eje Pacífico sería muy miope”, agregó Torres. También evaluó positivamente la designación de Wilson Netto en el Consejo Directivo Central (Codicen) para “jerarquizar” una educación vinculada a lo productivo y opinó que el país debería aprovechar las rentas extraordinarias generadas por la venta de recursos naturales para mejorar la distribución del ingreso por medio de políticas sectoriales.
El director de Industrias, Sebastián Torres, opinó que Uruguay debe mantener su “voluntad mercosuriana” pero no quedarse “atado” a la región, y actuar con “pragmatismo”. “Dejar de lado el eje Pacífico sería muy miope”, agregó Torres. También evaluó positivamente la designación de Wilson Netto en el Consejo Directivo Central (Codicen) para “jerarquizar” una educación vinculada a lo productivo y opinó que el país debería aprovechar las rentas extraordinarias generadas por la venta de recursos naturales para mejorar la distribución del ingreso por medio de políticas sectoriales.