Saltar a contenido

Reediciones de Bowie con un eslabón perdido

Acaso lo más cerca que estuvo David Bowie de repetir una fórmula de un álbum al siguiente fue entre The Rise and Fall of Ziggy Stardust and The Spiders From Mars (1972) y Aladdin Sane (1973). Por supuesto que hay diferencias y variantes entre esos discos, y la inclusión del pianista Mike Garson no es la menor de ellas, pero entre Aladdin y Ziggy el glam rock se mantiene como el centro estético de la propuesta.

Con Irvine Welsh, el autor de Trainspotting

Este año, la edición montevideana del Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires (FILBA) se realizará del 23 al 26 de setiembre, en el Centro Cultural de España, el Museo Nacional de Artes Visuales (MNAV) y la librería Escaramuza, con cerca de 30 actividades (ver http://ladiaria.com.uy/UL3), en las que participarán 50 autores argentinos y más de 20 de otros países, entre ellos el escocés Irvine Welsh, que estará el domingo 25 en un panel sobre literatura inglesa en el MNAV . Eso nos dio la oportunidad de entrevistarlo y de repasar su trayectoria.

Era un placer quemar

“Las cosas que perdimos en el fuego”, el último libro de relatos de Mariana Enríquez, descubre dos cuentos que se perfilan con claridad y justifican con creces la compra del libro.

Procedimientos

Tengo para mí -y no creo estar diciendo algo especialmente original- que El factor Borges, de Nicolás Heft y Alan Pauls (2000), está entre los mejores libros jamás escritos sobre la obra de Jorge Luis Borges, de cuya muerte se cumplieron 30 años el martes 14. De sus nueve ensayos o capítulos, vale siempre la pena volver al séptimo, “Segunda mano”, en el que Pauls moviliza la noción de “manipular contextos” como un elemento esencial de la escritura borgesiana.

Haciendo ruido

Esta última edición de "Ruido blanco" moviliza figuras “de la cultura", o gente más -digamos- visible. Así, este número incluye una contraportada de Pablo Silva Olazábal y un prólogo de Rodolfo Santullo, mientras que el anterior contaba con uno de Elvio Gandolfo. Esa suerte de “pacto” con lugares más tradicionales de la literatura uruguaya ha sido visible en la inclusión de un cuento de Felisberto Hernández en el número 3, y uno de Enrique Amorim en este 4; gestos más que legibles, por cierto, y no por eso menos desconcertantes.

Detalles sórdidos a continuación

Frédéric Beigbeder se las arregló para escribir un libro entretenido y con no pocas páginas sorprendentes. "Oona y Salinger" juega a la biografía novelada, a la autobiografía (en la tradición del ensayo que nos cuenta por qué a su autor le interesa el tema en cuestión) y a la reflexión sobre la guerra en Europa.

Después de la tormenta

En "Francamente, Frank", de Richard Ford, los cuatro relatos transcurren en 2012 y 2013, poco tiempo después del huracán Sandy. La entrada correspondiente en Wikipedia presenta a ese huracán como el segundo más costoso de la historia de Estados Unidos

Literatura y viñetas

Va quedando claro que a la hora de pensar la producción de Rodolfo Santullo (1979) es imposible separar su trabajo literario del historietístico. Es decir: si bien parecería cómodo hendir su obra en dos mitades y aplicar a cada una de ellas procedimientos de lectura más o menos diferenciados, atentos a las particularidades de los lenguajes literario e historietístico, es sin duda más interesante ensayar una mirada más abarcadora, en busca de elementos en común y patrones reiterados.

Apuntes para una trilogía alien

Llegamos a la Feria Internacional del Libro en un taxi que rápidamente se empantanó en el gentío. Desde todas partes de La Habana, parecía, la gente se acercaba a la fortaleza de San Carlos de La Cabaña, locación de la Feria del Libro. Ese día, supimos después, se venderían 78.000 entradas, y a eso hay que sumar a todos los participantes en stands y pabellones más un número indeterminable de colados: 80.000 personas un domingo en una feria del libro.

Sonido y visión

Es cierto que el disco de David Bowie deslumbra y que, por eso, convendría acaso esperar que ese primer efecto se asiente. Pero es difícil que el paso del tiempo desbanque a "Blackstar" (lanzado para el cumpleaños número 69 de Bowie) de lo mejor de su producción reciente. O de su producción, a secas.