Ignacio Martínez - la diaria:

Con Luciano Supervielle, antes de la presentación de su nuevo disco

Hace casi dos décadas, Luciano Supervielle (pianista, compositor, DJ y afines) aparecía rapeando en francés en el videoclip de “Pendeja”, de Plátano Macho, la banda de hip hop que lo ayudó a formarse. Desde entonces pasó mucha agua debajo del puente, al punto de que el puente ya ni debe de existir. Actualmente está trabajando en el cuarto disco -sin contar remixes- del proyecto Bajofondo, y acaba de editar su tercer álbum como solista: Suite para piano y pulso velado, que presentará mañana a las 21.00 en el Auditorio del SODRE.

Pesadilla psicolaboral

En mi tierna infancia supe someterme al famoso test de Rorschach. Una psicóloga me mostró unas láminas con distintas manchas de tinta que tenía que describir según mi imaginación. Para mí no requirió demasiado esfuerzo, ya que tenía vasta experiencia viendo figuras en una mancha de humedad que adornaba mi cuarto de Santa Lucía del Este (aunque en esas instancias de veraneos largos no sentía la presión por contestar). Recuerdo que aquel test fue casi como un juego. Imaginaba que por ese lado podía venir una prueba psicolaboral para un puesto estatal: miro unos dibujitos, escribo el primer divague que se me ocurre, y afuera y bailando. Qué esperanza.

Con los integrantes de El Astillero

Mientras Gonzalo Deniz canta y toca una de sus canciones, Garo Arakelian navega por las bordonas de su guitarra y Diego Presa construye una escalera de arpegios con sus seis cuerdas. Se trata de Sesiones, el flamante disco de El Astillero, proyecto que arrancó como un toque en la sala Zavala Muniz, en el que el trío arropó de forma diferente los temas de cada uno de sus integrantes, y hoy ya tiene lugar en las bateas. Los tres músicos tienen bandas y proyectos solistas: Deniz es mejor conocido como Franny Glass cuando está solo, y además es vocalista de Mersey; Arakelian ha vuelto a ser compositor y guitarrista de La Trampa cuando está acompañado; y Presa canta y compone en Buceo Invisible. La presentación de Sesiones será mañana a las 21.00, en La Trastienda.

Con Riki Musso

Hace siete años que el rol de Riki Musso como guitarrista, compositor y ocasional cantante de El Cuarteto de Nos es un mero recuerdo en las cintas Súper VHS que conservan las grabaciones del grupo en los estantes de su estudio. Ya fue, pero siempre quedan preguntas por hacerle sobre una de las bandas más originales de la historia del rock uruguayo. De todos modos, Riki sigue haciendo de las suyas, y tocará con su banda (Sus Fabulosos Los Formidables) el 21 de octubre en el teatro El Galpón, junto con The Supersónicos, que presentarán su flamante colección Popular, en la que versiona himnos del cancionero uruguayo de todas las épocas con su inconfundible estilo surf-western.

Recuerdos de arena

Después de un largo tiempo, Fernando Cabrera vuelve a tocar con su banda estable, integrada por Federico Righi (bajo), Ricardo Gómez (batería), Juan Pablo Chapital (guitarra) y Herman Klang (teclado). Será en un ciclo de presentaciones íntimas en Bluzz Live (Daniel Muñoz 2049) que arrancó ayer y seguirá los jueves 15 y 22 de este mes. Fue la excusa que encontró la diaria para visitar el apartamento de Cabrera y conversar sobre casi todo.

Tangos fatales

El jueves, en la sala Zavala Muniz del teatro Solís, Maia Castro recorrerá sus diez años de trayectoria, en los que ha lanzado tres discos de estudio, animándose progresivamente a mostrar composiciones propias -Maia Castro (2007), Lluvia inerte (2009) y De saltos y otros vientos (2012)-, más uno grabado en vivo: Milongas, tangos y otros vientos (2015).

De nuevo aquí

“Me voy a seguir sintiendo un Sumo toda la vida”. Lo dice, del otro lado del teléfono, Germán Daffunchio, guitarrista y cantante -full time luego de la muerte de Alejandro Sokol, en 2009- de Las Pelotas, grupo que se construyó sobre parte de los cimientos de la mítica banda liderada por Luca Prodan -en la otra fracción del terreno se levantó Divididos-, hace casi 30 años. Brindando por nada es el disco que la banda pelotera (actualmente integrada también por Gustavo Jove en batería, Gabriela Martínez en bajo, Tomás Sussmann en guitarra, Sebastián Schachtel en teclados y Alejandro Gómez en vientos y percusión, ninguno de ellos ex Sumo) presentará el sábado 3 de setiembre en la sala del Museo del Carnaval (Rambla 25 de Agosto 218).

Cuerpo y alma

“Yo soy músico de fusión. A Rada no lo encuentran en ningún lado. ¿Qué soy? Soy todo”. Así culmina Ruben Rada una de sus tantas anécdotas: un día estaba en un local de la cadena de disquerías Tower Records, en Estados Unidos, y no encontraba a Opa en ninguna de las bateas; al final, apareció en “jazz brasilero”. Quizá Confidence sea el proyecto en el que más explote la fusión, mezclando funk con candombe, samba y afines -guiados por una forma jazzera de improvisación-, que se podrá disfrutar hoy en Bluzz Live, en un show íntimo para 110 personas sentadas. Rada está en su estudio preparando un segundo disco de Confidence (el primero salió en 2011), pero tuvo que interrumpir su trabajo para conversar con la diaria.

Cosa de negros

Basta con repasar su discografía en Spotify y dejarse llevar por canciones como la purista “Fred’s Dollar Store” o la animada “Hey Super Chikan” -con un reconocible ritmo a lo Bo Diddley- para comprobar que el estadounidense James Super Chikan Johnson es un blusero de pura cepa. No en vano nació en Mississippi, el estado en el que el blues fluye con la misma naturalidad que las aguas del río homónimo. El blusero llega a Montevideo gracias a Jorge Mariño, guitarrista de blues que hace años se pone al hombro la noble tarea de traer referentes del género de los 12 compases. El miércoles, en Bluzz Live, tocarán Super Chikan y Los Puentes del Blues, la banda de Mariño, quien conversó con la diaria.