Jorge Nasser. Foto: Pablo Vignali

El camino de siempre

El miércoles 18 de mayo en el Auditorio del SODRE, Jorge Nasser -flamante ciudadano ilustre de Montevideo- seguirá con los festejos por sus 30 años de carrera. Promete un show hermano del que grabó el año pasado en el teatro Solís, que fue editado en un CD doble bajo el nombre 3.0, con canciones que muestran todas sus facetas sonoras.
Juan Campodónico y Fernando Santullo. Foto: Santiago Mazzarovich

Todos vivos

El 12 y el 13 de mayo volverán a sonar en el Teatro de Verano los acordes irreverentes de El Peyote Asesino. La banda que supo condimentar su olla sonora con rock alternativo, hip hop, rap, funk y afines vuelve siete años después de su último regreso. Por eso hablamos con Juan Campodónico (guitarra) y Fernando L Mental Santullo (voz), que integran la banda junto a Daniel Benia (bajo), Pepe Canedo (batería) y Carlos Casacuberta (voz y guitarra).
Fernando Paco Pintos y Christian Cary, de La Triple Nelson. Foto: Federico Gutiérrez

Sed de blues

“La doble Nelson” es una famosa llave que se utiliza para inmovilizar al rival en la lucha libre. La Triple Nelson es un *power trio* de rock formado hace 18 años. En su último trabajo, *La sed* (2015) siguen cultivando su estilo, a base de *riffs*, solos pentatónicos y la mar en alaridos; se presentará el 22 y 23 de abril en La Trastienda. Por tal motivo, Christian Cary (guitarra y voz) y Fernando Paco Pintos (bajo) conversaron con la diaria.
Guillermo Lamolle. Foto: Mauricio Kühne

Murga, tango y rock & roll

Los Mareados presentará mañana, en el teatro Solís, su flamante DVD -y CD- en vivo, que contiene canciones propias, tangos, retiradas y hasta la “Marcha de la vuelta ciclista del Uruguay”. Por tal motivo, Guillermo Lamolle -quien además es director, letrista y arreglista de la murga La Gran Siete, e integra el grupo Asamblea Ordinaria desde fines de los años 80- anda con una guitarra en su espalda, ya que, luego de esta entrevista, partirá raudo a ensayar.
Mateo Moreno. Foto: Iván Franco

Cuestión de códigos

Hace mucho tiempo que dejó de ser “el ex bajista de No Te Va Gustar (NTVG)”, ya que arrancó su carrera solista en un 2008 que hoy parece lejano, con *Auto*. Luego editó *Calma* en 2010 y, tras un lustro de silencio discográfico, Mateo Moreno volvió con *Meridiano*, atravesado por la dualidad de la razón y el corazón. En la presentación de ese álbum, que se realizará el viernes en el Museo del Carnaval (Rambla 25 de Agosto 218) los nostálgicos estarán de parabienes, ya que habrá un *medley* con temas de NTVG.
Emiliano Brancciari y Martín Gil, de No Te Va Gustar. / Foto: Santiago Mazzarovich

Tenés que pensar y pensar

Emiliano Brancciari (guitarra y voz) y Martín Gil (trompeta y coros) nos guían hasta el piso de arriba, entre un montón de baúles negros, inequívoco signo de gira permanente. En efecto, el 15, 16 y 17 de abril tocarán en el Teatro de Verano, en el marco de la gira de su último disco, "El tiempo otra vez avanza" (2014), que los ha tenido para aquí y para allá -sobre todo, para Argentina- desde hace más de un año.
Gustavo Antuña y Pedro Dalton, de Buenos Muchachos. Foto: Santiago Mazzarovich

Para calmar tu sed

Como quien no quiere la cosa, pasaron 25 años desde que Pedro Dalton (voz) y Gustavo Topo Antuña (guitarra) se encerraron en un garaje de Malvín para matar el aburrimiento dominguero tocando canciones. Así se plantó la semilla de Buenos Muchachos, que el viernes 8 de abril presentará en el Teatro de Verano Nidal, su séptimo disco.
Allegro, de Ruben Rada. Montevideo
Music Group, 2015.

No quiero llanto ni pena

El nuevo álbum de Ruben Rada -editado a fines de diciembre- nos tira una pista desde el título: "Allegro". Es decir, “alegre” en italiano; también es la indicación de un tempo rápido en la música clásica, por eso en la portada Rada aparece como un director de orquesta, con batuta, traje y moñito. Arranca el primer tema, “La raya”, y no quedan dudas. La batería marca un ritmo con ribetes de reguetón que enseguida nos manda sin escalas al Caribe.
Rolling Stones, el martes en el estadio Centenario. Foto: Federico Gutiérrez

Pasamos la noche juntos

Al final, hay que creerle a Mick Jagger cuando en “Start Me Up” -la primera que sonó en el Centenario- canta que nunca va a parar. Porque "no para". Pero lo que más asombra es su voz, no hay diferencia con la que ostentaba hace 20 años. Sigue potente, firme, desparramando lascivia y actitud con la gola. Apenas Charlie Watts dio el primer golpe a su batería, el público que estaba de pie en la cancha empezó a saltar con fervor.
El pan de los locos, de Buceo
Invisible. Bizarro, 2015.

El placer de la melancolía

El colectivo Buceo Invisible -que combina música y poesía con un fuerte énfasis en lo audiovisual en sus presentaciones en vivo- lleva casi 20 años de carrera, pero recién se hizo visible en las bateas en 2006. En diez años, luego de dos discos más, la banda sigue en pie, como el primer día. O quizá mejor. "El pan de los locos" es el reciente trabajo del colectivo multidisciplinario, que tiene la particularidad de haber sido grabado en vivo en el mítico estudio Sondor; es decir, con la banda tocando al mismo tiempo y sin overdubs -grabaciones agregadas luego de la toma principal-.
Fernando Cabrera. Foto: Pata Torres (archivo, agosto de 2015)

El baile del año terminó

“Se pasa el año, se pasa volando; / ya no hay más nadie que pueda alcanzarlo”, cantaba Fernando Cabrera en “La casa de al lado”. Efectivamente, a 2015 le quedan unas pocas horas, pero no importa, porque el tiempo está después. Hace un par de semanas, el sello Ayuí lanzó un disco grabado en vivo en el teatro El Galpón que tiene como protagonista a Cabrera interpretando -junto con Edú Pitufo Lombardo- versiones de canciones de dos íconos de la música vernácula de igual nombre: Eduardo Mateo y Eduardo Darnauchans. El nuevo álbum fue la excusa ideal para terminar el año charlando con Fernando Cabrera.
El refugio, de Spuntone-Mendaro.
Bizarro, 2015.

De fogón en fogón

El proyecto musical de Alejandro Spuntone y Guzmán Mendaro que lleva como nombre la suma de sus respectivos apellidos no tiene mucha ciencia. Interpretan canciones en un estilo minimalista: guitarra acústica y voz, es decir, como en un fogón. Pero una cosa es armar shows “estilo fogón” y otra muy distinta es sacar un disco con el material grabado en ellos.
Herencia, de Kuropa. Bizarro, 2015

El encanto de lo sutil

"Herencia" cultiva un sonido auténtico y diferente, y es la sutileza lo que lo vuelve rockero. Porque, a esta altura del partido, es más rockero ser sutil que ponerse una campera de cuero y andar distorsionando la guitarra cual peludo mononeuronal de Spinal Tap. Diego Kuropatwa no viene de un palo rockero, sino que más bien se cultivó en el terreno amplio -y de límites difusos- de la “música popular uruguaya”. Estudió guitarra con Rubén Olivera y con él grabó en vivo el disco "Kuropa Olivera" (2009), en una patriada a pura guitarra acústica, desparramando arpegios milongueros por aquí y por allá.
Francis Albert Frank Sinatra. Foto: s/d de Autor, s/d de fecha

De aquí a la eternidad

A principios de la década del 30 en Hoboken, Nueva Jersey, el adolescente Francis pasaba horas pegado al aparato que era furor en Estados Unidos: la radio. Estaba hipnotizado por la voz de Bing Crosby. Pero a sus progenitores, inmigrantes italianos que habían llegado a la terra promessa en busca del sueño americano, no les gustaba mucho la idea; sobre todo a su padre, un siciliano recio que trabajaba de bombero, no dominaba el inglés y se llamaba Antonino Martino Sinatra.
Diego Azar. Foto: Pablo Vignali

“El ego mata al arte”

El disco Tropicalgia (2014) fue la bocanada de aire fresco con la que debutó la Orquesta SubTropical: una exhibición de plena y candombe de pura cepa. Diego Azar, que dirige la batuta -además de cantar, tocar el tiple y la guitarra-, ensaya con ese grupo para su último toque del año, que será hoy a la medianoche en La Conjura, con entrada gratuita.

De lectura ligera

Empieza por el final: aquel show en Caracas (Venezuela) de mayo de 2010 que a la postre sería el último de su carrera. Con detalles para todos los gustos. Pese al comienzo facilongo y trillado, Cerati, la biografía, de Juan Morris (periodista de la edición argentina de la revista Rolling Stone) es un libro bastante exhaustivo sobre la vida y obra de Gustavo Cerati.