Saltar a contenido
Donald Trump, candidato presidencial republicano, durante un acto en el Centro de Convenciones de Pueblo, Colorado, el lunes. Foto: Theo Stroomer, AFP

Una lluvia de acusaciones cae sobre Donald Trump

Después de fracasar en el primer debate, el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, necesitaba repuntar. Sin embargo, en los últimos días pasó todo lo contrario, y ahora su rival demócrata, Hillary Clinton, llega con ventaja al segundo encuentro, que tendrá lugar el domingo en Misuri. El empresario tendrá tiempo hasta entonces para revertir su situación y, sobre todo, dar explicaciones.
Donald Trump y Hillary Clinton durante el debate presidencial en la Universidad Hofstra, ayer, en Nueva York. Foto: Joe Raedle, AFP

Mano a mano

Familiares de detenidos en los disturbios que siguieron al anuncio de los resultados de la elección presidencial, en el Juzgado de Instrucción Libreville, Gabón. Foto: Marco Longari, AFP

Las últimas elecciones en Gabón desataron una crisis entre el gobierno y la oposición, que denuncia fraude electoral

Los dos candidatos que se disputaban la presidencia de Gabón se declararon ganadores, pero la Comisión Electoral Nacional Autónoma y Permanente (CENAP) dio la victoria al actual presidente, Ali Bongo Ondimba, integrante de la familia que gobierna el país desde hace 49 años. El candidato opositor, Jean Ping, denunció irregularidades en el proceso y convocó a movilizaciones callejeras, que fueron reprimidas por las fuerzas gubernamentales. Mientras tanto, organismos internacionales piden un recuento de votos.
Hillary Clinton en un acto de campaña, ayer, en la Universidad Johnson C Smithen,
en Carolina del Norte. Foto: Brendan Smialowski, Afp

Recta final de la campaña estadounidense empezó con un avance de Trump

Los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, el republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton, se trasladaron esta semana al estado de Ohio para transitar allí el último tramo de la campaña. El comienzo de esta nueva etapa estuvo marcado por el crecimiento de la intención de voto a Trump, que se acerca a la de su rival y en algún sondeo la supera, y por los cruces de los aspirantes en cuestiones de defensa.
Enrique Peña Nieto, presidente de México, llega a la cumbre del G20, en el Centro
Internacional de Exposiciones, en Hangzhou, el 4 de setiembre.
Foto: Rolex Dela Pena, Afp

Recalculando

Ya pasaron las elecciones de gobernadores en varios estados de México, y el país tiene la mirada puesta en las presidenciales de 2018.
Donald Trump, candidato presidencial estadounidense, y Enrique Peña Nieto,
presidente de México, ayer, en Ciudad de México. Foto: Yuri Cortez, Afp

Entre vecinos

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, viajó a Ciudad de México de forma imprevista para reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto. El encuentro fue criticado por la oposición mexicana y por distintos sectores sociales que rechazan el acercamiento del gobierno a una persona que atacó a los mexicanos desde el día en que lanzó su campaña electoral.
Jóvenes desplazados en el espacio de la organización humanitaria Terre des Hommes,
en Yuba, Sudán del Sur. Foto: Albert González Farran, Afp

Dividido dos

El conflicto armado que estalló hace casi tres años entre el gobierno de Sudán del Sur y la oposición, y que no amainó a pesar de que las partes firmaron un acuerdo de paz el año pasado, tuvo un nuevo pico de violencia en julio y sigue sumando víctimas. Desde el inicio de la crisis, en 2013, se registraron miles de asesinatos y violaciones, y más de dos millones de personas tuvieron que desplazarse dentro y fuera del país. La otra cara del conflicto es la crisis humanitaria que desató, en un país en donde más de un tercio de la población no tiene acceso a alimentos y sobrevive gracias a la poca ayuda que llega del exterior.
Donald Trump, candidato presidencial republicano, durante un acto de campaña,
el miércoles, en Florida, Estados Unidos. Foto: Joe Raedle, Afp

El voto de los otros

La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, avanzó un paso más en su intento por reclutar a los republicanos que no se sienten representados por su candidato, Donald Trump, y lanzó esta semana una plataforma virtual dedicada a reunir sus adhesiones. En tanto, Trump sigue generando rechazo con declaraciones desafortunadas y otros exabruptos, a la vez que pierde puntos en las últimas encuestas.
Matteo Renzi, primer ministro italiano, en la Villa Olímpica de Río de Janeiro 2016, el 4 de agosto. Foto: Jim Watson, Afp

Mucho en juego

Está previsto que la Suprema Corte de Justicia de Italia anuncie hoy si autoriza que se convoque a un referéndum para votar a favor o en contra de la reforma constitucional impulsada por el primer ministro Matteo Renzi, del Partido Democrático.
Convención Nacional Demócrata, ayer, en Filadelfia, Pensilvania. Foto: Nicholas Kamm, Afp

Con el pie izquierdo

Los demócratas empezaron ayer en Filadelfia, Pensilvania, la convención de cuatro días que nominará oficialmente a Hillary Clinton como su candidata a la presidencia de Estados Unidos. Uno de los objetivos del encuentro será unir a un partido dividido entre quienes apoyan a la ex secretaria de Estado y a su candidato a vicepresidente, Tim Kaine, y el ala más progresista -que apoyó la candidatura de Bernie Sanders- que rechaza la fórmula por considerarla moderada y cercana al establishment político.
Hillary Clinton, Tim Kaine y su esposa, Anne Holton, durante un acto, el sábado, en Florida. Foto: Justin Sullivan, AFP

Moderados

La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, anunció que el senador de Virginia Tim Kaine será quien complete la fórmula del partido para las elecciones de noviembre. Kaine, un abogado católico que habla español con fluidez, puede atraer el voto de los demócratas más moderados y de la comunidad hispana. Pero la elección de Kaine como aspirante a la vicepresidencia fue una decepción para el ala más progresista del Partido Demócrata.
Hillary Clinton habla, ayer, en el Centro de Convenciones de Las Vegas, Nevada. Foto: Ethan Miller, Afp

Mano a mano

Con Bernie Sanders oficialmente fuera de la competencia, el proceso electoral en Estados Unidos empezó una nueva etapa, que tiene como protagonistas a la demócrata Hillary Clinton y al republicano Donald Trump. Esta nueva fase, que incluye la nominación oficial de los candidatos a la presidencia en las convenciones nacionales de los partidos, trae cambios de estrategias y la necesidad de renovar los discursos.