Diego Martini - la diaria:

Por segundo fin de semana consecutivo Nacional ganó en el Tróccoli y lidera el Apertura: 1-0 a Fénix

Va a ser difícil parar a este Nacional, o al menos eso parece. Aun con dudas, sin jugar bien y habiendo pasado momentos de mucha zozobra, el conjunto tricolor tiene una mística especial y un temple que resulta decisivo y parece casi difícil de superar. Con poco fútbol, mucho cansancio acumulado y algunos jugadores lesionados en su plantel, Nacional se acomoda y da lucha cada fin de semana. Le quedan tres fechas, y ahora parece que la definición será un mano a mano con Defensor Sporting, al que enfrentará en la penúltima en el Franzini. Todo puede pasar.

Nacional venció 3-1 a Cerro y sigue liderando el Apertura

Aun sin convencer, pero con el temple necesario, Nacional se llevó tres enormes puntos del siempre difícil estadio Luis Tróccoli y confirmó que es el gran candidato a quedarse con el torneo Apertura. Desde el Clausura 2014, bajo la batuta de Álvaro Gutiérrez -que entonces era el director técnico interino-, los tricolores no podían ganarles a los albicelestes en su escenario. La gran figura de los dirigidos por Martín Lasarte fue el zurdo Rodrigo Aguirre, quien no para de convertir cuando el equipo más lo necesita. El delantero de 22 años formado en Liverpool, que metió dos goles y dio la asistencia en el otro, fue clave en el triunfo de Nacional, que sigue primero cuando faltan cuatro fechas para el final del torneo.

Nacional venció 2-1 a Wanderers y quedó como único puntero del Apertura

Piensa en grande y saca chapa. Nacional lo hizo de nuevo, y en los minutos finales se plantó firme para sumar y quedar solo en la primera posición del Apertura. Tras ir perdiendo y jugando mal, logró sobreponerse y ganar un partido durísimo ante un siempre complicado bohemio con la definición del valioso Hugo Silveira. El equipo de Martín Lasarte entusiasma por lo que representa, por los valores, por las ausencias y por la solidaridad. No es un ballet, ni cerca, pero engalana su camino con cada paso que da, y eso parece difícil de derrocar.

Con Diego Alonso Barragán, entrenador de Cerro

Diego Alonso Barragán habla y aparece una pelota, una que nunca paró de rodar. Fue discípulo de Washington Pulpa Etchamendi en Colombia, trabajó junto a Carlos Salvador Bilardo y fue protagonista directo de la segunda época dorada del fútbol colombiano, entre 1988 y 1994. Hoy, tras ser campeón con Atlético Bucaramanga en la Segunda División y de lograr el ascenso, asume uno de los principales retos de su vida y cumple el sueño que abrazó desde su adolescencia: dirigir a un equipo uruguayo. A un día del debut en la Copa Libertadores, el entrenador habló con la diaria.

En el nombre del padre

Las historias que llevamos en la sangre nos marcan. Nos evidencian y nos dejan frente al vacío que debemos enfrentar a diario. El cómo de nuestros padres pasa a ser condición de los retos que debemos abordar y los desafíos que nos proponemos. Pero Juan Pablo Escobar Henao (hoy Sebastián Marroquín) optó por no seguir el camino de su padre, el narcotraficante más relevante de todos los tiempos: Pablo Emilio Escobar Gaviria. Al menos, en algunos aspectos.

Con Julio César Cascarilla Morales, gloria viva del fútbol uruguayo

La pelota ya no gira tanto, o al menos eso parece. Está ahí, tirada en el patio de una amplia casa del Buceo, a media cuadra de la rambla montevideana, esperando que la pateen y la manden a guardar. Esa pelota ya no es de cuero, ni siquiera es marrón: tiene un verde fluorescente y personajes animados del momento. A veces la patea Cascarilla, pero es de Camilo, uno de sus cuatro nietos. “Tomá, dale con la derecha, ahora con la zurda, levantá la cabeza, corré, vení”, grita con ímpetu el abuelo, estimulando con cariño a su nieto, que juega en Uruguay Buceo, un equipo de baby fútbol del barrio. “Yo lo llevo y lo acompaño. Mirá que juega bien. ¡No sabés cómo anda! Pero primero está el estudio, y en eso también le va bien”, aclara Julio César Morales, al tiempo que nos invita a pasar a su casa para comenzar la entrevista pautada con la diaria, a la que accedió con las condiciones de que fuera en su hogar y que su nieto pudiera estar presente.

Especial

Los tricolores se alzaron con la gloria y sumaron un nuevo título a sus vitrinas en esta edición distinta del fútbol uruguayo, con un torneo corto para amoldar las fechas en 2017, que tendrá un campeonato readaptado al calendario anual entre febrero y diciembre. Así como ahora, Nacional también había logrado el título en 2005 cuando el torneo se jugó de manera más corta, pero esa vez para ajustar el cronograma al calendario europeo. Ese equipo fue dirigido por Martín Lasarte, que logró el bicampeonato, y contaba en sus filas con Martín Ligüera.

Con Álvaro Ponce y Fernando Cabrera, técnicos de Goes y Aguada

Esta noche se pondrá en marcha la Liga Uruguaya de Básquetbol 2016-2017 con el clásico entre los dos equipos más populares del básquetbol uruguayo: Aguada y Goes. El partido irá a las 20.15 en el Palacio Peñarol. Horas antes del gran duelo, un café en el barrio encontró a los entrenadores de los clásicos rivales, Álvaro Ponce (39) y Fernando Hechicero Cabrera (49) para compartir sus sensaciones previas al inicio del torneo. Un técnico que sigue en Goes y trabaja como biólogo y uno que debuta en Aguada y es encargado de ventas en una imprenta aportan un condimento interesante al siempre cargado duelo de vecinos.