Saltar a contenido
Gastón Pereiro y Sebastián Fernández, el sábado en el Parque Central.
Foto: Pablo Vignali

No descansaré

Cuando Viega embocó el arco de Munúa con precisión de billarista apenas 14 minutos después del comienzo del partido disputado en el Parque Central, a muchos nos ganó la cabeza la idea del flamante campeón que se deja estar tras la consagración. Pero a Nacional no lo paró ni la resaca. Al ratito, llegaron dos tantos del goleador Alonso y las buenas ideas de Juventud no alcanzaron para evitar un marcador final de 4-1 que estiró a 11 la racha de victorias tricolores consecutivas.

¿Y por casa cómo andamos?

Pedro Abuchalja cuestionó el proyecto de ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, en su carácter de presidente de Andebu, por considerarlo una amenaza a la libertad de expresión propia de “regímenes autoritarios”. Menos de dos semanas después se supo que su hijo homónimo, que desempeña un cargo en la estructura gerencial de Tenfield, exigió que el Canal 4 despidiera al periodista Mario Bardanca y que cortara su vínculo comercial con Fox Sports a cambio de cederle los goles del fútbol local.
Álvaro Recoba tras su gol a Peñarol, ayer, en el estadio Centenario. / Foto: Nicolás Celaya

A mi manera

No se olvida más. Ni por los que lo gozaron ni por los que lo sufrieron. El clásico de ayer será clásico en los recuerdos y saltará por los mostradores del país tantas veces como hagan memoria los futuros viejos futboleros. Entonces, como pasa con las anécdotas de los pescadores, en cada cuento los hinchas de Nacional le agregarán metros a la distancia que separó el punto desde el que Recoba remató el tiro libre ganador cuando ya corría el quinto minuto de los descuentos y alguien algún día dirá que pateó desde el Clínicas.
Giorgian de Arrascaeta y Matías Alonso, ayer, en el Parque Osvaldo Roberto. / Foto: Nicolás Celaya

Hablemos de tenis

Con la determinación de la mamá que el lunes a las siete de la mañana despierta al nene al grito de “¡a levantarse que hay que ir a la escuela!”, Defensor Sporting sacudió los sueños del mejor Racing de los últimos años y echó a andar los suyos. El juego de Giorgian de Arrascaeta y compañía copó cada rincón del Roberto hasta desnaturalizar la competencia por exceso de desequilibrio. Como si se tratara de otro deporte.
Juan Pablo Rodríguez, Pablo Lacoste, Darwin Torres y Jorge Contreras, de Racing, ayer en el estadio Olímpico, luego del final del encuentro ante Rampla Juniors. / Foto: Sandro Pereyra

Rendirse jamás

Por tercera semana consecutiva, Racing, con el último de sus alientos y el primero de sus deseos, consiguió quedarse con la punta del campeonato. Esta vez, como antes había sido ante Wanderers en el Centenario y ante Tacuarembó en el Roberto, lo logró con la receta de la pelota aérea como argumento visible, pero con las ganas y el sueño de seguir siempre adelante como motor. Los de Mauricio Larriera tienen soporte como para seguir peleando y soñando.
Iván Alonso, de Nacional, ayer, luego de convertir ante River Plate, en el estadio Centenario. / Foto: Nicolás Celaya

Dulzura distante

Un zapatazo de Arismendi, un remate cruzado de Porras y otro más lejano de Alonso. Amigo del rifle, Nacional le ganó a River porque encontró el gol en un recurso poco explotado en el fútbol local, y lo combinó con una actitud inteligente.

Robin Hood, el prestamista

Viernes de tardecita. Los presidentes de Cerro y de Rampla Juniors dejan la sede de la Asociación Uruguaya de Fútbol casi emocionados, luego de pagar las deudas en la hora y asegurarse que sus cuadros pudieran presentarse a jugar el sábado y el domingo, respectivamente. Ambos aprovechan el micrófono de Sport 890 y le agradecen a Paco, que volvió a poner la plata necesaria.
Salvador Ichazo, arquero de Danubio, ayer en el Parque Central. / Foto: Nicolás Celaya

Salve Danubio

Tras un dramático partido, la franja le ganó a Wanderers por penales y obtuvo su cuarto título uruguayo.
Hinchas de Wanderers en el estadio Luis Franzini, luego de finalizado el partido ante Defensor Sporting. / Foto: Nicolás Celaya

Trepado a la ilusión

Wanderers le ganó a Defensor y está a un triunfo de quedarse con el Torneo Clausura y la Tabla Anual.
Sebastián Coates, Gustavo Munúa y Diego Arismendi, de Nacional, Luis Aguiar y Carlos Núñez, de Peñarol, ayer en el estadio Centenario luego del quinto gol del equipo aurinegro. / Foto: Pedro Rincón

Cincompasión

Peñarol goleó 5-0 a Nacional en el clásico y sigue primero en la tabla del Torneo Clausura.

Cortá con tanta dulzura

Eran tiempos en los que nadie imaginaba que un día existiría TuneIn. No había otra que orientar la antena hacia el oeste. Siempre que alguna descarga no lo impidiera, entre los tangos de Clarín y las domas de Rural, la voz de Víctor Hugo Morales nacía como un tesoro para futuros relatores. Estruendosos estadios porteños, cataratas de goles y comentarios al punto se mezclaban en transmisiones kilométricas que parecían surgir de la perfecta combinación entre ética y estética. El adolescente que fui nunca se imaginó que el responsable de tantas horas de cátedra radial algún día pudiera decir “le tengo mucho aprecio a Paco”.
Sergio Blanco, de Wanderers, ayer en el Complejo Rentistas, tras convertir el segundo gol ante el equipo local. / Foto: Sandro Pereyra

Agronegocio

Los de Alfredo Arias no sacaron 1 tanto del vestuario, sacaron 2. A los 7 y a los 8 minutos, honraron su condición de colectivo más goleador de la temporada y marcaron un parcial 2-0, fundamental para entender la tarde. Rentistas fue un rival digno, pero no pudo con la durísima misión de correr dos liebres por Montevideo rural.
Leonardo Ramos, director ténico de Danubio, ayer, al finalizar el partido en Parque Capurro ante Fénix. / Foto: Sandro Pereyra

Domingo de Ramos

La victoria de Danubio 2 a 1 ante Fénix, la derrota de River Plate en manos de Juventud de las Piedras por 3 a 1 y el triunfo de Peñarol 2 a 0 ante Sud América retocaron el avance del campeonato uruguayo. Peñarol pasó a liderar el Clausura y Danubio le arrebató la punta de la Tabla Anual a River Plate, cuando quedan cinco fechas para que culmine el campeonato.
Bruno Piñatares, de Rentistas luego de convertir el segundo gol para su equipo ante Fénix, ayer en el Parque Capurro. / Foto: Nicolás Celaya.

En la red

A las 18.00 se sabía que Rentistas había ganado 2-1 en Capurro, pese a que el arquero Guillermo Reyes fue figura de Fénix. Otro gran paso rojo en la Tabla Anual, en la que el Renta gana espacio en la zona de copas. A las 19.00, se supo que Peñarol le había ganado a Wanderers y que los albivioletas mantendrían la exclusividad en una punta del Clausura a la que los bohemios no pudieron subir.