Saltar a contenido
El árbitro asistente Milcíades Saldívar es atendido tras la agresión sufrida anoche en el Parque Central. · Foto: Victoria Rodríguez

AUchi

Nacional era superado futbolísticamente por Universidad de Chile, que lo derrotaba 2-0 y se encaminaba a eliminarlo de la Copa Sudamericana en segunda fase cuando un rollo de serpentina cayó de la preferencial tribuna José María Delgado e impactó en la cabeza del primer asistente, que de inmediato quedó tendido en el piso. Tras siete minutos de juego detenido, el estadio entero se dio cuenta de que el árbitro Antonio Arias había suspendido el partido.

Tonyficado

Adrián Luna disputa el balón con el neozelandés Anthony Hobbs, durante el partido de ayer en el estadio Pascual Guerrero de Cali.
 · Foto: Efe, Christian Escobar Mora

All backs

Uruguay sigue sin ganar en el Mundial sub 20. Ayer, después de guiñarle un ojo, el partido ante Nueva Zelanda casi le da la espalda. Si bien hubo tiempo para que volviera a sonreírle, nunca le dio el sí. Le regaló un eterno puede ser, que terminó pesando en la sensación de injusto empate a uno con la que se fue un juego de correcto primer tiempo y muy buen cierre celestes. El mal arranque del complemento terminó costando carísimo.
Alejandro Moreno, de Venezuela, y Nelson Haedo Valdez, de Paraguay, anoche, durante la semifinal disputada en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza. · Foto: EFE, Iván Franco

Tu ruta es mi ruta

Récord Guinness: Paraguay no ganó un solo partido de los cinco que jugó en la Copa, pero jugará la final de América el domingo ante Uruguay. Como en los cuatro encuentros anteriores, ayer volvió a empatar. Fue a cero, ante una Venezuela superior que pegó tres pelotas en los palos. Pero hizo los cinco penales, contra tres de un rival que no pudo aprovechar la inferioridad numérica con la que los guaraníes cerraron el juego. Attenti, maestro: el volante Santana no estará por suspensión y el delantero Roque Santa Cruz salió sentido.
Nicolás López, en la jugada del tercer gol de Nacional ante Defensor Sporting, el sábado en el Parque Central. · Foto: Victoria Rodríguez

Remedio casero

En medio de la fiebre aurinegra asociada a la Copa Libertadores, Nacional marcó su territorio y dio un paso enorme hacia la consagración local. Derrotó 3-0 a Defensor Sporting y, con un solo tiro, ganó la trascendente tabla anual y se coronó campeón del Clausura.
Alejandro Martinuccio, anoche, tras convertir el segundo gol de Peñarol ante Universidad Católica de Chile, en el estadio Centenario. · Foto: Victoria Rodríguez

Rezo por dos

“Dios te va a castigar”, le espeta al arquero Garcés el núcleo cheto-pinochetista de los hinchas de Universidad Católica, que sucumbió ante un Peñarol que anda con ganas de meterse entre los cuatro mejores de América. La noche del Centenario tuvo de todo: comienzo chato, electricidad en el segundo tiempo, dos gruesos errores del meta trasandino y una hinchada ilusionada con la marcha copera del equipo de Aguirre.
Sebastián Coates y Santiago García, ayer, tras la victoria ante Peñarol, en el clásico disputado en el estadio Centenario. · Foto: Javier Calvelo

Picó adelante

Nacional está primero en el clausura y la tabla anual, tras ganar 1-0 un clásico que quedó para la polémica.

Ya la vi

Un enchufado Peñarol dominó a Inter durante más de medio partido, pero el empate visitante terminó con la efervescencia carbonera. La desconexión del último Peñarol de la noche no estuvo en línea con el correcto trabajo que lo antecedió. Menos, con lo que se necesita para encarar una revancha en la que Inter será local y podrá clasificar con un 0-0.
Sergio Migliaccio, de Liverpool, y Richard Porta, de Nacional, el sábado en el Estadio Centenario.  · Foto: Nicolás Celaya

¿De la sequía a la inundación?

No creo que hayan sido más de diez o 15 minutos, pero alcanzaron para matizar la pobre imagen que Nacional brindó de enero en adelante. También para que el Morro anotara el primer gol del partido, al que se le sumaría otro convertido por Porta en el segundo tiempo. Los tricolores derrotaron a un desconocido Liverpool 2-0 pero, fundamentalmente, tuvieron momentos de cierta tendencia al juego que se les exige. Suficientes para ofrecer un espectáculo contrastante con los anteriores, en los que la escasez de creatividad hizo del Nacional 2011 el menos carrasquista de los equipos de Carrasco que he visto.

Caribe sur

A las 22.40, la sub 20 uruguaya jugará su segundo partido correspondiente al grupo A del Campeonato Sudamericano de la categoría. Los dirigidos por Juan Verzeri enfrentarán a Venezuela, que debutará en la jornada. Al cierre de esta edición, ni uruguayos ni venezolanos habían divulgado las formaciones con las que se presentarán en el Estadio de la Universidad Nacional San Agustín, que también albergará el partido de primera hora entre Perú y Argentina.
Juan Iturbe, de Argentina, junto a Diego Polenta, de Uruguay, durante el partido que ayer ambas selecciones disputaron por el Campeonato Sudamericano sub 20 en Arequipa (Perú) · Foto: Efe, Gonzalo Alfaro

(I)turbados

Como quien tira un baldazo de agua fría, Argentina le mató el punto a Uruguay en la penúltima jugada de un partido que pedía empate. En la apertura del Campeonato Sudamericano sub 20, un gol agónico del delantero Juan Iturbe lo cambió todo. Ya había dibujado para que su compañero Hoyos empatara a los 59 minutos. Los tres puntos parecen demasiado en las manos de la selección argentina.
Martín Cauteruccio, tras convertir el primer gol de Nacional ante River Plate, el sábado en el Parque Central. · Foto: Nicolás Celaya

Vivito y goleando

Con seis goles concentrados en el segundo tiempo, Nacional dio vuelta abruptamente un partido que durante el primer tiempo se pareció a un problema (se fue perdiendo al descanso) y redobló su apuesta por una remontada en la tabla. El mismo River Plate que salió abollado del Parque Central se había ido al descanso en ventaja. Entre ese escenario y el 6 a 1 final la diferencia fue abismal. Tras el toque y el dominio darsenero del mediocampo llegaron la presión y la precisión en velocidad de un Nacional que se estudió todas las leyes de la verticalidad carrasquista. Esas que pueden ser letales cuando el Morro y Cauteruccio andan enchufados.
Alejandro Martinuccio, el sábado, tras convertir el primer gol de Peñarol ante Cerro en el estadio Centenario. · Foto: Victoria Rodríguez

Mano negra

Un gol de Diego Alonso vecino del pitazo final le dio una trabajosa victoria a Peñarol, que recién entonces se aseguró mantener la punta. El goleador culminó una jugada de valor con una definición tan o más valiosa, pero estaba adelantado cuando Pacheco le sirvió un pase que debe de haber aprendido de Bengoechea. Cerro se sintió estafado por la apreciación del asistente Nicolás Tarán, que no levantó su bandera cuando el Tornado hizo gatear al arquero Martínez como no lo hacía desde que iba al jardín de infantes.
Christian Núñez, de Nacional, y Christian Silvera, de Liverpool, ayer, en el Parque Central. · Foto: Javier Calvelo

Primavera cero

Rodeados por la mejor escenografía de la sexta fecha, Nacional y Liverpool hicieron poco más que un programa de cable de bajo presupuesto. Entre cuatro tribunas repletas, sobre la espectacular cancha del Parque Central y bajo el mejor sol primaveral que se ha visto en lo que va del año, gestaron un 0 a 0 que los aleja un poco más de la pelea.
Hinchas de Danubio luego de finalizado el partido ante Liverpool en el estadio de Belvedere. · Foto: Victoria Rodríguez

La punta que lo parió

A la Mier

Juan Ramón Carrasco alguna vez estableció la diferencia entre hacer un gol y meterlo. Matías Mier, quien en el esquema del técnico capurrense, Rosario Martínez, aparece como media punta por izquierda, no metió ninguno de los goles con los que Fénix vivió otra tarde soñada ante un grande. Pero esa zurda que augura una carrera tanto o más soñada volvió a ser clave para que los albivioletas convirtieran.
Alejandro Lembo, de Nacional, y Antonio Fernández, de El Tanque · Foto: Victoria Rodríguez

Un verso de Góngora

El Tanque Sisley llegó al Centenario como único líder. Tuvo un buen arranque y logró no perderlo todo al final; estuvo en ventaja pero no aguantó la victoria. Sin embargo, las enormes diferencias de plantel y de objetivos que lo separan de Nacional, lo dejan mucho más contento que a su rival. Nacional chocó contra la buena tarde del arquero Góngora, que tiene su que ver en eso de que el bolso sólo haya ganado dos puntos de nueve.
Rodrigo Mora, ayer, tras convertir el segundo gol de Defensor Sporting ante Olimpia de Paraguay, en el estadio Centenario. · Foto: Javier Calvelo

El tamaño no importa

Defensor no es grande pero se acostumbra a jugar y a ganar en los torneos internacionales. Olimpia es grande pero hace años que anda en la mala. Mora es chiquito pero metió dos goles entre los zagueros paraguayos, que si de algo tienen fama es de eficientes. Los mitos andan en la mala. La versión violeta de Pablo Repetto llama al optimismo mientras que el equipo prepara con ventaja la visita a Asunción en la que se definirá la serie. Fue la vuelta al fútbol oficial luego del Mundial, en un estadio Centenario con casi tantos paraguayos como uruguayos y con un solo rasgo sudafricano: el frío.
Diego Forlán, José Mujica y Diego Lugano, anoche en el Estadio Centenario.  · Foto: Javier Calvelo

Nos estamos viendo

La celeste de fútbol se despidió con un 4-1 ante Israel en buen apronte para la Copa del Mundo.
Santiago García y Mario Regueiro, anoche, tras el primer gol de Nacional en el clásico jugado en el Estadio Centenario.  · Foto: Agustín Fernández

Pegó primero

Anoche Nacional ganó el clásico por 2 a 0, con doblete del "Morro" García, y forzó dos partidos más para la definición del uruguayo.