Saltar a contenido
La luz que no puedes ver, de
Anthony Doerr. Suma de Letras,
2016. 662 páginas.

El lado oscuro de la luz

"La luz que no puedes ver", de Anthony Doerr, fue la novela ganadora en 2015 del premio Pulitzer y de la medalla Andrew Carnegie a la excelencia en ficción.
John Cale en Roundhouse, Londres.

Londres, 2016

Es el 3 de febrero de 2016. John Cale entra. No viene de la calle ni de Camden Lock, como nosotros, no viene tampoco de Garnant ni de la expansiva Nueva York de los años 60 ni de la primera Velvet Underground, con Lou Reed, Sterling Morrison y Maureen Tucker. Viene del misterio, de la sombra, del futuro. La Roundhouse, un galpón de motores ferroviarios remodelado donde una vez tocaron los Doors y otra vez Marianne Faithfull hizo de Ofelia en una adaptación del Hamlet, está casi llena.
Rubén Darío vestido de monje, obra de Daniel Vázquez Díaz, 1914.

El fauno y la rosa

Escribir sobre Rubén Darío es escribir sobre, en palabras de Borges, el libertador literario de América. Leerlo hoy, a 100 años de su muerte, es todavía perderse en un fascinante mundo de imágenes impactantes, de ritmos perfectos y de un refinamiento poético pocas veces alcanzado en la lengua española. La riqueza de su léxico y de su imaginario, la contundencia de su genio y la ductilidad de su verso lo hacen un poeta que nos sigue interpelando con la fuerza de los clásicos.
Freud en su tiempo y en el nuestro,
de Elisabeth Roudinesco. Debate,
Buenos Aires, 2015. 624 páginas.

La mirada de Freud

"Freud en su tiempo y en el nuestro", publicado originalmente en 2014 por la historiadora y psicoanalista Elisabeth Roudinesco (autora de "Historia del psicoanálisis"), y en 2015 en cuidada traducción de Horacio Pons, se ofrece como un pretexto para introducirnos de lleno en el mundo y la obra de uno de los pensadores más geniales, controvertidos y vigentes de todos los tiempos.
Foto principal del artículo 'Las letras del año'

Las letras del año

En el 2015 se destacaron varios títulos, reediciones, nuevas traducciones de clásicos, y más. La que sigue es una lista subjetiva y antojadiza de libros. Como todas.
Criptografías, de Eduardo Roland.
Ediciones Imaginarias, Montevideo,
2015. 80 páginas

El viaje al silencio

"Criptografías" no es un libro de poemas. Es un proyecto literario comenzado hace más de 20 años que se presenta, desde la tapa, en movimiento. El viaje que propone este segundo libro de poesía de Eduardo Roland es la continuación de una aventura intelectual que, puede pensarse, comenzó en el siglo XII.
Foto: Mauricio Kühne

Mi retablo de Navidad

Hoy es bastante fácil ver la ficción de la Navidad. Ver, gracias a estudios muy eruditos, las raíces diversas que alimentan esa fiesta, tan convencional y artificial como cualquier otra. Es fácil comprender el fondo pagano que se esconde en la celebración, que no es otra cosa que la versión transmutada de un culto solar muy antiguo. No obstante, el secreto permanece intacto, porque es el mito lo que mantiene vivos a los pueblos, que, conscientes o no de su carácter de real, se abrazan a él para explicarse y justificar su existencia.

El mejor de los mundos posibles

"Dos años, ocho meses y veintiocho noches" significa no sólo el regreso de Salman Rushdie a la ficción narrativa, sino también la comprobación de que sus facultades están intactas.
Ventana de Le carillon, restaurante atacado el viernes en París, ayer. Foto: Loïc Venance, AFP

Arde París

París no puede arder. Porque sobre la ciudad real, la hecha de concreto y plástico, acero y vidrio, piedra y argamasa, levantada y destruida por miles de obreros franceses o inmigrantes, siervos y esclavos a través de cientos de años, hay otra de palabras, de pinturas, de películas, de fotografías y música que levantaron Balzac, Céline, Caillebotte, Baudelaire, Cartier-Bresson, Modiano, Godard (por citar algunos nombres, no más). París es, así, indestructible.

Las dos vidas de Stevenson

Recién llegado a nuestras librerías pero publicado en 2013, Escribir: ensayos sobre literatura recoge artículos y reflexiones que abarcan años de intensa actividad en la vida de Robert Louis Stevenson y es el primero de tres tomos. Estos ensayos (en su mayoría publicados en medios de prensa) fueron organizados en tres secciones: “La escritura”, “Los libros” y “Los escritores”.
Seres primordiales, de Juan Manuel
Cortelletti. Yaugurú, Montevideo,
2015. 88 páginas.

El camino de las hormigas

"Seres primordiales"es el primer libro de cuentos de Juan Manuel Cortelletti, periodista, diplomático y escritor marplatense radicado en Montevideo.
La partida, de Andrea di Candia.
Montevideo, Banda Oriental, 2015.
144 páginas

Singular y plural

"La partida" tiene su eje en una muerte y en una familia. Hay una superposición de voces que propone indagar en los abismos de la vida y de la memoria. Andrea Di Candia construye, con una prosa muy trabajada, una sutil trama que superpone tiempos y aúna los recuerdos y los trabajos de una familia.

Vivir en serie

Netflix marca el tiempo. Es hora de dormir, despídete. Hasta mañana. Delinea el fragmento y disfruta porque conoce las debilidades del hombre: seguir la huella, leer, seguir la trama. La curiosidad roja que nos levanta, que nos lleva dos pasos más allá a estirar los brazos, a presionar la ansiosa llamada. Y vuelve a empezar, siempre. El rito de nuestra consumición, de nuestra desaparición.
La imaginación invisible, de Eduardo
Espina. Seix Barral, Montevideo. 352
páginas.

La caza del snark

"La imaginación invisible" comienza con un estudio crítico y termina con otro. Queda enmarcada así la antología entre dos abordajes teóricos, el prólogo de Jacobo Sefamí y el posfacio de Randolph D Pope, que ponen de relieve un elemento principal: la dureza, la dificultad que presenta al lector una obra que rehúye la interpretación, que escapa como una rana de la mano que busca abarcarla, cazarla. La comparación puede ser con el snark, también. El snark, fruto de la tormentosa imaginación de Lewis Carroll, es un escurridizo animal inimaginable, cuyo nombre es mitad serpiente y mitad tiburón, pero cuyas diversas descripciones no concuerdan con esa etimología; resulta una figura apropiada por su triple condición de huidizo, ambiguo, mitológico. Así, la obra de Espina propone una búsqueda, una persecución, en la que el sentido no es siempre la presa y el cazador es, a menudo, cazado.