Mauricio Bruno - la diaria:
Foto: Pablo Nogueira

Manual para el uso de Facebook y otras drogas

16 puntos para el uso de Facebook y otras drogas.
Foto: Cecilia Vidal

Historia de la violencia en cinco actos

Hay una idea muy extendida de que el siglo XX fue el siglo de las ideologías, la época en la que más gente estuvo dispuesta morir por ideas que ataron pasado, presente y futuro y que se materializaron en estados y partidos, mientras que el siglo XXI -que empezó, más o menos, en 1990- es el siglo de la incertidumbre, una época tan violenta como sin sentido en la que todos podemos encontrar la muerte por las razones más inesperadas, inverosímiles y estúpidas.
Foto: Pedro Rincón

La crisis del fin del mundo

Los primeros tipos que fueron a un cine, hace como 120 años, salieron corriendo y aterrados de la sala cuando vieron que desde la pantalla se les venía encima una locomotora a toda velocidad. Esas personas, por obvias razones, todavía no estaban preparadas para dilucidar las relaciones entre realidad y ficción que involucraba el nuevo dispositivo técnico comunicacional con el que estaban interactuando, el cine. Lo que sus ojos veían era verdad.
Foto: Iván Franco

La herramienta

Los varones nunca necesitaron un vínculo de género para protegerse mutuamente de una amenaza externa. Las mujeres, sí. Por eso desarrollaron espontáneamente unos lazos de solidaridad mucho más firmes que los masculinos, y por eso su artefacto “amistad” es mucho más complejo y desarrollado.
Foto: Iván Franco

Un bosque de papel

Soy lector de diarios desde una fresca mañana de enero de 1997, cuando tenía 12 años años y mis padres aprovechaban los veranos para inculcar disciplina de trabajo en mi cuerpo. Ellos laburaban en un almacén en Piriápolis. Yo debía levantarme bien temprano, agarrar la bicicleta y dirigirme al centro de distribución de diarios del pueblo. Por ese entonces yo no sabía que los diarios no eran palabra de dios, sino empresas editoriales cuya subsistencia dependía de su capacidad para elaborar relatos que sedujeran a determinados nichos de mercado.
Foto: Nicolás Celaya

El último hijo de Corea

Somos una generación criada por nuestros abuelos y tendremos hijos que serán una generación criada por una gran guardería: el Sistema Nacional Integrado de Cuidados. Allí, esos niños convivirán con sus abuelos, pues nacerán cuando arañemos la cuarentena y, por lo tanto, nuestros padres serán viejos y no podrán cuidar a alguien más o a sí mismos. Hijos y abuelos, niños y viejos, compartirán el tiempo y el espacio, aprenderán a crecer y a morir juntos y establecerán un lazo fraternal inédito en la historia de la humanidad. Y nosotros, minga, afuera.

Un velero llamado democracia

Hace 30 años la democracia era un bote grande y tosco en el que navegaba, toda junta, la política uruguaya. Dicho así, esto puede dar lugar a confusiones: cuando digo “democracia” no me refiero a ningún contenido sustancial de la palabra -pongamos por caso uno hegemónico hoy día: elecciones libres, garantías individuales, libertades de expresión, asociación, etcétera-. No, sólo me refiero a la palabra.

Cuando el Dios Ciencia le erra

Un amigo mío solía decir que el problema de los politólogos es que siempre ponen la carreta delante de los bueyes. Claro que hablo de un historiador, y cuando decía esto no apuntaba necesariamente a los que salen en la tele mostrando gráficas y porcentajes, sino a los que cometen el atrevimiento de meterse con la historia.

Animal tuitero

La política no puede hacerse en caliente, por eso su incompatibilidad con Twitter (a no ser que nos resignemos a una definición de la política que prescinda del pensamiento crítico). Twitter exige una presencia constante y permanente sobre la realidad. Es algo así como un eco que rápidamente va mimetizándose con la voz que lo proyecta, hasta confundirse con él y, luego, ser la voz misma, sin admitir ese distanciamiento que la política necesita para funcionar. Twitter es animalidad pura, es expresión que, para existir, necesita prescindir de la reflexión, porque si pienso demasiado un tuit el tren de la mostración de mí mismo va a pasar rápidamente de largo.

La tierra no habla

El avance que han significado los dos gobiernos frenteamplistas en la búsqueda de respuestas para el qué, cómo, cuándo y dónde parece haber opacado la renuncia al ensayo de nuevas exploraciones en torno al por qué. Y aquí es cuando regresamos a la cuestión del sentido de las cosas.
Aníbal Fernández.

Unidos contra el liberal

Corregir, enmendar y reparar son algunos de los términos que la Real Academia Española emplea para definir el concepto de “revisión”. Las palabras le calzan como un guante a la obra que ha llevado a cabo, desde la década de 1920, el llamado “revisionismo histórico” en Argentina. Su institucionalización oficial, sin embargo, ya causa polémica.
Gerardo Leibner

De carne y hueso

En medio de la fiebre de "estudios comunistas" que crece desde hace un par de años en la academia y las librerías, algunos adelantos hacían esperar la publicación del trabajo de Gerardo Leibner con ansiedad. Finalmente “Camaradas y compañeros: una historia política y social del comunismo” fue editado este mes por Trilce y su autor -nacido en Montevideo en 1965, pero residente en Israel desde los años 70- estuvo aquí presentando la obra.
Carlos Machado.

Tan ilustrados

Imaginemos una encuesta sobre lecturas de formación política entre quienes fueron jóvenes en los años previos a la dictadura, y que militaron en organizaciones de izquierda. Sin dudas entre las más importantes figuraría el best seller Historia de los Orientales del profesor Carlos Machado (Montevideo, 1937).
Foto principal del artículo 'Despacito y por las huellas'

Despacito y por las huellas

Desde el 16 de julio se encuentra en la sala del Centro Municipal de Fotografía (CMDF) la muestra ADN, del fotógrafo Martín Acosta (Buenos Aires, 1960), reportero gráfico desde 1985 que ha trabajado en diversos medios de prensa argentinos y actualmente realiza su trabajo de forma independiente. Acosta se propuso “reunir” a los desaparecidos por la dictadura militar con sus hijos recuperados, y el resultado de su trabajo saca a la superficie varios conflictos aún no resueltos o, simplemente, imposibles de resolver.
Javier Fernández Sebastián

Palabras armadas

Javier Fernández Sebastián es catedrático de Historia del Pensamiento y de los Movimientos Sociales y Políticos en la Universidad del País Vasco. Se especializa en historia conceptual y ha codirigido dos diccionarios de conceptos políticos y sociales en los siglos XIX y XX en España. Hablamos con él acerca de la importancia de pensar la historia a través de las palabras, los conceptos y las metáforas.

Si sobreviviste, por algo habrá sido

El sociólogo Daniel Feierstein es profesor titular de la cátedra de Análisis de las prácticas sociales genocidas en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires y es director del Centro de Estudios sobre Genocidio en la Universidad Nacional Tres de Febrero. Hace dos semanas dictó un seminario de maestría en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Udelar. En ese marco conversamos con él acerca de algunas prácticas genocidas ocurridas en el siglo XX y de los procesos de memoria asociados a ellas.