Saltar a contenido
Foto principal del artículo 'Con Maureen Franco, futbolista de Liverpool'

Con Maureen Franco, futbolista de Liverpool

“Hay que emparejar para arriba, y acá todos emparejan para abajo; si un equipo debe cuatro meses y el otro tres, el que debe tres se cree que está bien, y no es así”.
Mauricio Ubal.

Los yuyos, los vidrios y las mañas: con Mauricio Ubal, a 25 años de “Una canción a Montevideo”

"Uno no hace las cosas para tener éxito. Algunas canciones caminan más que otras. Uno las hace por una necesidad creativa"
Gabriel Costa y su hijo Benicio.

Con Gabriel Costa, el mejor futbolista de Perú de 2018

Es la flamante contratación del Colo Colo trasandino.
Jorge Cazulo en la cancha de Urusol de Maldonado junto a un mural que lo homenajea.

Cuando ya no importe

Entrevista a Jorge Piki Cazulo, capitán del Sporting Cristal, ídolo rimense.
Ramiro Alonso

Nuestro corazón, nuestra fuerza: el Estrella Roja de Saint-Ouen

El Estrella Roja fue como una marca que arrastró los años, y la ligazón con el arte expresa en los estatutos escritos por Rimet se aplica hasta los tiempos que corren
Marcelo Méndez, durante el partido Cerro - Progreso, en el Parque Capurro.

No parecerse a nadie

Marcelo y Marcelo son amigos hace un montón de años. Se conocieron adentro de una cancha y casi a la vez dieron el paso más allá de la línea de cal. El Chelo Broli lo tenía definido años antes de dejar de jugar; el Chelo Méndez lo definió sobre el pucho de la carrera. Broli lo convidó con la experiencia cuando dirigía las juveniles de Fénix. De un día para el otro, Marcelo Méndez se encontró con el “desafío de tener veinticinco muchachos mirándote que te están midiendo desde el arranque”, y por suerte su amigo, Marcelo Broli, estaba ahí. Hoy Marcelo y Marcelo dirigen Progreso.