Saltar a contenido

Es de entre casa la cosa

La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual establece que las empresas que brinden televisión para abonados en todo el país no podrán tener una cobertura superior al 25% de los hogares con televisión para abonados. Esta normativa regula directamente a Direct TV y parece entrar en contradicción con el espíritu de la Ley de Defensa de la Competencia de 2007. Sin tener evidencia sobre el funcionamiento del mercado de televisión para abonados es muy difícil saber qué intereses se protege esta regulación.