Facundo Castro - la diaria:

Vuelve a arder

Con el estadio Maracaná vestido para la ocasión, el 21 de agosto se despidieron los Juegos Olímpicos y la llama, el símbolo del deporte olímpico, se apagó tras dos semanas durante las cuales dio luz y calor en la ciudad carioca. Casi de inmediato, el 1º de setiembre, el fuego volvió a arder en Brasilia y empezó su recorrida por distintas ciudades de Brasil hasta volver al mismo estadio carioca, donde el miércoles se realizará la ceremonia inaugural de los Juegos Paralímpicos.

El esfuerzo final

La participación de los deportistas uruguayos en los Juegos Olímpicos se cerró en el mismo día de la ceremonia de clausura. Como es la costumbre, en la mañana del último domingo de competencias la maratón masculina recorrió la ciudad sede, en este caso la maravillosa Río de Janeiro. Entreverados con más de 150 deportistas de todo el mundo, tres uruguayos formaron parte de la prueba y los tres completaron los 42.195 metros necesarios para llegar a la meta. El escenario de llegada no fue el Estadio Olímpico, como es habitual, sino el tradicional Sambódromo carioca.

Todos para uno

Martín Cuestas, Nicolás Cuestas y Andrés Zamora competirán el domingo a las 9.30 en la maratón, uno de los últimos eventos de los Juegos Olímpicos, que se cerrarán esa noche. Los primeros son mellizos y consiguieron su marca clasificatoria en 2015. El tercero la logró este año y es hijo del maratonista Nelson Zamora, quien compitió en los Juegos Olímpicos de 1992 y terminó en el 54º puesto.

Dorados por siempre

El deporte no es sólo deporte. Al menos no de la forma en la que lo vivimos los amantes de esto. El deporte son los lazos, los vínculos afectivos que creamos por medio del juego. No importa si es una carrera, un partido de fútbol o una rutina de nado sincronizado. Para cada uno de nosotros, hay figuras que marcaron nuestras vidas dentro y fuera de la cancha.

Por los palos

Sólo dos obstáculos separaban a Néstor Nielsen y su caballo, Prince Royal Z de la Luz, de otra actuación impecable en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. El caballo, de nueve años de edad, había saltado con gran nivel todos los obstáculos hasta entonces. En ese último instante, con esas dos vallas por superar, jinete y caballo cometieron su primer error en dos días de competencia. Estando tan cerca de quedar entre los mejores posicionados de la competencia, el derribo de esos dos palos significó la acumulación de ocho puntos, a los que se sumaba uno de penalización por exceso de tiempo.

Segundo capítulo

Esta noche el atleta Andrés Silva volverá a la pista del Estadio Olímpico de Río de Janeiro, donde competirá en una de las series semifinales de los 400 metros con vallas. El corredor tacuaremboense consiguió ayer al mediodía el tercer puesto en su serie y la mejor marca del año, lo que le permitió seguir participando en los Juegos Olímpicos. Es la primera vez en cuatro presentaciones olímpicas que Andrés Silva consigue avanzar a las semifinales. Su registro, de 49,21 segundos, superó por cuatro centésimas su mejor marca de 2016 y fue la 17ª mejor entre los 47 competidores que corrieron ayer.

Alas U

Emiliano Lasa consiguió en la noche del sábado convertirse en el mejor atleta uruguayo en la historia de los Juegos Olímpicos. Nunca antes en atletismo un representante celeste había terminado en la sexta posición o más arriba, y él lo consiguió. Por su ubicación entre los mejores ocho competidores, Lasa se hizo merecedor del Diploma Olímpico, reconocimiento con el cual el Comité Olímpico Internacional reconoce la performance de los deportistas que finalizaron entre el cuarto y el octavo puesto en sus pruebas.

A ajustarse el cinturón

El deporte uruguayo tendrá hoy un nuevo debutante olímpico, el judoka Pablo Aprahamian, que competirá en la categoría de menos de 100 kilos. Su rival será el local Rafael Buzacarini, competidor que ocupa el 20º lugar del ranking mundial.

Pasados por agua

Seis deportistas celestes disputarán pruebas en disciplinas acuáticas hoy en Río de Janeiro. Todos los veleristas saldrán a navegar, al igual que el remero Jhonatan Esquivel. Además, Inés Remersaro se estrenará en la piscina olímpica para competir en los 100 metros estilo libre.

Agua y tierra

Cuatro uruguayos competirán hoy en Río de Janeiro, en el que será el día de actividad más intenso para nuestra delegación desde el inicio de los Juegos Olímpicos.

Los repatriados

Martín Melconian vive en España y debutará en Río de Janeiro en los Juegos Olímpicos, mientras que Inés Remersaro, la otra representante de la natación uruguaya en la cita olímpica, va por su segunda participación, luego de completar su carrera universitaria en Estados Unidos. Melconian competirá en 100 metros pecho y Remersaro en 100 metros libre. Los dos nadadores ya están en Río de Janeiro, pero antes de viajar recibieron a la diaria en el club Biguá, donde culminaron su preparación para la competencia, luego de vivir fuera del país durante el último ciclo olímpico.

Sin vencimiento

Muchas veces hemos escuchado que “la tercera es la vencida”. La sabiduría popular a veces falla, y Andrés Silva desafió el manido dicho. El atleta tacuaremboense competirá en pocos días en sus cuartos Juegos Olímpicos, manteniendo su vigencia y convencido de que dentro de cuatro años podrá estar nuevamente presente.

Salto de calidad

Hace un par de semanas, Pablo Cuevas se ubicó en el 20º lugar del ranking ATP, la clasificación mundial del tenis. Nunca un uruguayo había llegado tan alto, y solamente otro tenista oriental, Marcelo Filippini, participó antes en los Juegos Olímpicos. Ahora el salteño de 30 años, que se perdió en 2012 los Juegos Olímpicos de Londres por una lesión de rodilla, llega en un gran momento a Río de Janeiro, con el sueño de alcanzar una medalla.

Sin obstáculos

Con sólo 23 años, dentro de pocos días la atleta Déborah Rodríguez comenzará su participación en los segundos Juegos Olímpicos de su carrera. Se clasificó a Río de Janeiro al conseguir la marca mínima en los 800 metros, pero a pesar de que lo intentó hasta el final, no pudo lograr la clasificación en su prueba predilecta, los 400 metros con vallas. Es una de las pocas deportistas uruguayas que puede vivir de lo que hace, ya que recibe apoyos de distintas empresas gracias a su imagen, sostenida año a año por las medallas que suele traer desde el exterior.

Regreso victorioso

Sofía Enocsson Rito, de 30 años, representará a Uruguay en los Juegos Olímpicos en la competencia de halterofilia. Nació en Suecia, pero su padre es uruguayo, y eligió defender a Uruguay desde el año pasado, cuando comenzó a competir internacionalmente. Su padre asegura que para él, la elección de Sofía es el retorno victorioso de los exiliados por medio de sus hijos.