Saltar a contenido
Rosângela Rennó en la exposición Rio-Montevideo · Foto: Sandro Pereyra

Olvidos memorables

La exposición Rio-Montevideo, de Rosângela Rennó, se destaca en Fotograma 2011 por al menos tres razones. Su autora es una de las más sobresalientes y rigurosas artistas de Brasil; el trabajo se centra en la increíble colección del archivo de El Popular, del cual el fotorreportero Aurelio González escondió miles de negativos cuando comenzó la dictadura, para recuperarlos, milagrosa y rocambolescamente, más de 30 años después.
La evolución del ser, de Dani
Umpi.

Días de camping

La evolución del ser se puede leer ágilmente como evolución del camp. El término indica un estilo, que en cierto sentido ya pasó de moda (el término), pero que en los 70 dominó los estudios de estética y otras materias, sobre todo a raíz del supercitado ensayo de Susan Sontag de 1964, Notes on “camp”, que fijó para siempre algunos de sus rasgos: amor a la exageración, médula kitsch, posición empecinadamente irónica sobre cualquier tema, teatralización de la vida, relación estricta con una supuesta estética homosexual (que funcionara también como legitimación y reconocibilidad en un marco social todavía homofóbico), etcétera.

Vaivenes rupturistas

Invitado por la Academia Nacional de Letras, la semana pasada Juan Manuel Bonet dictó en el Museo Nacional de Artes Visuales la conferencia “Las vanguardias en el Río de la Plata y sus conexiones españolas”. Curador de importantes muestras internacionales, ex director del Museo Reina Sofía de Madrid, autor del fundamental Diccionario de las vanguardias en España (1907-1936), el español Bonet conversó con la diaria durante su fugaz pasaje por Montevideo.

Borges y Nutella

¿Qué podía esperar el grupo Santillana sino líos cuando le publicó un libro llamado El hacedor (de Borges). Remake a Agustín Fernández Mallo, alguien que escribió un tríptico de novelas llamadas Nocilla Project y que encabeza la llamada “generación Nocilla” española, compuesta por escritores nacidos entre 1960 y 1975 que vendrían a ser una especie de avant-pop en salsa mediterránea (centrifugado de fragmentarismo, obsesión por la cultura popular y manipulación de textos ajenos)?
Carlos Capelán · Foto: Javier Calvelo

Aquí y ahora

El viernes pasado Carlos Capelán inauguró en la sala grande del Museo Nacional de Artes Visuales su primera muestra en Uruguay, Burubú (heaven is a place), luego de su vuelta estable al país. Como siempre en su trabajo, mezcla asombrosa de elementos y técnicas, intrincadas conexiones visuales y lingüísticas causan gran impacto conjunto, en una obra site specific (creada especialmente para un espacio concreto) que no podría ser más specific.

La recuperación y el desvío

Unas cincuenta obras acotadas en 20 años (un puñado de los 70, la mayoría de los 80 y 90) conforman la retrospectiva que el CCE, bajo la curaduría de Clever Lara, dedica a las 6 décadas de trayectoria de José Luis Pepe Montes, uno de los últimos destacados discípulos del Taller Torres García.
Foto principal del artículo 'Vidas convergentes'

Vidas convergentes

Los festejos para conmemorar los 500 años de su nacimiento, el 31 de julio de 1511, están llevando a los italianos a subrayar principalmente sus hazañas arquitectónicas y pictóricas. De todos modos, su obra más influyente es un libro sobre arte, en el que entre otras cosas le da nombre al Renacimiento.
Supervisora de ganancias durmiendo, del artista britanico Lucien Freud, durante una subasta en la casa Christie’s de Londres. (archivo, abril de 2008) · Foto: Efe, Andy Rain

La fortaleza de la carne

El miércoles, en Londres, murió Lucien Freud y murió la “pintura”. La frase suena descabellada, pero acotando los términos, se puede volver lo suficientemente creíble si hacemos coincidir “pintura” con la pintura figurativa, de matriz realista, concentrada en sujetos humanos (vale decir retratos).

Millenium MAMBA

Con un pasado tan experimental como intermitente, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires ha vuelto para transformarse en el único espacio público dedicado a las artes contemporáneas de la capital argentina.

Posmo y posposmo

El anuncio, a mediados de abril, de su intención de retirarse del mundo del arte y la reciente publicación, en Italia, de una curiosa autobiografía son excelentes motivos para hablar de uno de los artistas más discutidos del siglo XXI: Maurizio Cattelan.
Alejandro Cesarco y Magela Ferrero.  · Foto: Pablo Nogueira

Calma chicha

Olas de controversias agitaron, como pasa a menudo, la laguna veneciana durante la 54ª Biennale d’arte italiana. En primer lugar, los “ultrajes” religiosos que demuestran una vez más qué quiere decir tener al Vaticano incrustado en el medio del país, ya que seguramente en otros lugares no se habría generado tanta convulsión: la obra Merciful Dream (Pietà V), copia de la piedad de Miguel Ángel “desfigurada” por el belga Jan Fabre, quien sustituyó la cara de la virgen por una calavera y a Cristo consigo mismo, o la aparición de la pornostar local Vittoria Risi desnuda junto al cantante demencial Elio disfrazado de San Francisco.
Perros, de Andrés Santángelo, y detrás 99A Dreams, de Agustín Sabello.
 · Foto: Riccardo Boglione

Salto de cantidad

Sobriedad y extensión, raigambre internacional y vocación local, lujo edilicio y distribución despareja: el retorno de la Bienal de Arte de Salto presenta facetas dicotómicas, y ello incluye, por supuesto, las obras premiadas.
Heinz-Norbert Jocks. · Foto: Javier Calvelo

Situación crítica

La semana pasada tuvo intensa actividad en Montevideo, dando charlas en el Museo Nacional de Artes Visuales, en la Escuela Nacional de Bellas Artes y en el Goethe Institut. Heinz-Norbert Jocks (Düsseldorf, 1955) habló con la diaria sobre los caminos que han tomado tanto el arte como la reflexión sobre él en los últimos tiempos.
David Altmejd en la Andrea Rosen Gallery

Galería de galerías

Mi recorrido, un lluvioso día de principios de abril, en la parte más hip de Chelsea, tenía una especie de doble función: entender qué diferencia este perímetro del resto del mundo artístico, o sea de qué está hecho el material de los sueños de los artistas que quieren entrar en el Mercado con M y $ mayúsculas, y ver unas cuantas exposiciones que deberían “dar el pulso” de lo que pasa y pasará en el blue-chip art (como definen los mismos marchands a los artistas “seguros” que generan gran cantidad de dinero).
Coco Cano.  · Foto: Javier Calvelo

Del exilio al color

Radicado desde hace 34 años cerca de Turín, en Italia, Coco Cano está planeando volver a Uruguay con más regularidad. Esta semana se abren dos exposiciones que lo ven involucrado; la diaria habló con él acerca de ellas y de su recorrido artístico y humano.

Las interferencias, ganadoras

Una vez visitado con tiempo y calma, este atormentadísimo 54º Premio Nacional de Artes Visuales “Carmelo Arden Quin” -o sea el último Salón Nacional- se revela el típico caso en que el paratexto le gana patentemente al texto. La débiles obras presentadas, salvo (pocas) excepciones, palidecen frente al desenfrenado desarrollo de lo que sucedió anterior y posteriormente a su apertura, incluyendo la “obra invisible” armada por Agustina Rodríguez y Eugenia González (esta última entrada en el jurado con el intento de sabotear el frágil sistema de votos), que en un momento bloqueó el concurso y pareció anular el Premio (con nuevo proceso a comienzo de marzo), aunque formalmente se habló de problemas técnicos en la base del llamado.
Luis Camnitzer. · Foto: Nicolás Celaya

Con título, sin autor

Visitó Montevideo para presenciar la exposición de una de sus últimas obras, Memorial, dedicada a los desaparecidos uruguayos. la diaria conversó con Luis Camnitzer (Lübeck, Alemania, 1937), uno de los artistas uruguayos más célebres internacionalmente, acerca de esa pieza, de su libro Didáctica de la liberación (que tanto dio que hablar en 2008 y que recién ganó el premio del MEC por el ensayo sobre arte édito) y de sus concepciones de “arte boludo” y “ética cínica”.
Cao Guimarães.  · Foto: Victoria Rodríguez

Creación a la deriva

Nelson Di Maggio. · Foto: Javier Calvelo

Made in Madí

Para algunos, sería el cuarto hombre luego de Barradas, Torres García y Figari. Otros incluso lo colocarían más arriba en la lista. Carmelo Arden Quin es uno de los gigantes de la pintura uruguaya del siglo XX, pero sólo recientemente su nombre está circulando en el país con más determinación. Desde la semana pasada (y hasta enero), el Centro Cultural de España aloja una gran retrospectiva con más de 40 obras y varios documentos, curada por el crítico Nelson Di Maggio, amigo personal del artista. la diaria habló con él.