Saltar a contenido

Georgina Torello

David Hammond. Foto: Santiago Mazzarovich

El glamour de la excelencia

Tras el éxito de “Perdidos en Yonkers”, allá por 1992, el estadounidense David Hammond volvió periódicamente a Montevideo. Esta vez lo convocó la Comedia Nacional para que dirigiera “Cat on a Hot Tin Roof” (La gata sobre el tejado caliente), de Tennessee Williams. Docente de instituciones prestigiosas como The Juilliard School y las universidades de Yale, de Carolina del Norte, de Nueva York y de Harvard, Hammond también dictó en Uruguay un taller para estudiantes, docentes y egresados de la Escuela Multidisciplinaria de Arte Dramático, con sede en El Tinglado. la diaria conversó con el director sobre estas actividades y algunas cosas más.
Cocinando con Elisa. Foto: Alejandro Persichetti

Gentille alouette

La Sala 0 del teatro El Galpón se transmuta, en manos del escenógrafo Rodolfo da Costa, en una deliciosa cocina de campaña: equipamientos sólidos y nobles (horno a leña, cuchillos, cuchillas y cucharones, así como ollas de hierro y aluminio) y productos frescos y apetitosos (verduras, hierbas, aves y liebres, aceites, vinos, vinagres y vinagretas). Desde que llegaron los foodies y lo gourmet pasó a ser sólo un canal en el que anidan chefs hastiados que torturan aprendices con inequívocas inclinaciones sadomaso, muchas cosas cambiaron. Por ejemplo la mirada sobre "Cocinando con Elisa", de Lucía Laragione, estrenada por primera vez en 1997.
Foto principal del artículo 'Dramaturgia precisa'

Dramaturgia precisa

Estuario Editora volvió a apostar este año, como lo había hecho en 2009 con "Dramaturgia imprecisa", a la obra de Santiago Sanguinetti. Menos equívoco esta vez, el dramaturgo ofrece una "Trilogía de la revolución" que echa raíces en la más preclara de las tradiciones pensables, de Esquilo para acá.
Potencialmente Haydée. Foto: Andrés Falciola

Buenos, buenísimos aires

En ese adverbio de "Potencialmente Haydé" el joven dramaturgo argentino Patricio Ruiz explicita su relación con el modo de existencia de la protagonista del título, con su eventual conversión en materia y, en definitiva, con la misma condición “de posibilidad” de toda pieza para teatro, su pasaje de la planicie de las palabras a la tercera dimensión.
Labios pendientes. Teatro breve.
De Marianella Morena. Con Agustín
Urrutia y Lucía Trentini. Casa
Gómez (Juan Carlos Gómez 1539).
Viernes y sábado a las 21.30.

Mezclar artes y partes

"Por primera vez en Montevideo se presenta un Ciclo de Teatro Erótico, con autoría y dirección de Marianella Morena, donde el público vivirá exquisitas formas de sensualidad. Un encuentro entre las vanguardias y las formas de combinar el arte. La experiencia incluye una degustación de vinos del mundo de la cava personal de Casa Gómez, una degustación de quesos, la obra de teatro breve, mesa de sushi y bocaditos fríos". Así anuncia el comunicado de prensa de este espectáculo que se llevará a cabo mañana y el sábado a las 21.30 en Casa Gómez.

Don’t Stop(pard) the Quest!

Pisoteando cada regla de la English politeness y descartando alevosamente la wittiness de sus textos, el inglés nacido en Checoslovaquia Tom Stoppard gritó a los cuatro vientos (así lo registró The Telegraph) que había sido necesario bajar el nivel de dificultad y referencias de su última pieza, The Hard Problem (El problema arduo, 2015), para que la platea pudiera entender su humor. “Es raro conectar con el público en un nivel más bajo del que uno quisiera”, dijo exasperado, y The Telegraph lo transcribió contento. Otro Stoppard aparece en el programa de mano de la "Arcadia" que la Comedia Nacional estrenó la semana pasada, bajo la dirección de Jorge Denevi.
Kronos. Foto: Gustavo Castagnello

Otros tiempos recobrados

Para su despedida de la Comedia Nacional, Elisa Contreras decidió ser Rita Gombrowicz, la esposa del escritor polaco Witold Gombrowicz. Más específicamente, la Rita Gombrowicz que pergeñó el dramaturgo y director Michal Znaniecki en "Kronos: una calma erótica". Viendo el espectáculo es posible imaginar -sólo como ejercicio- los motivos que llevaron a la actriz a elegir la pieza para su última representación como parte de la Comedia.
Yocasta, de Mariana Percovich.
Dirección de Marisa Bentancur.
Con Gabriela Iribarren. En El Mura
- Mercado Agrícola, los jueves de
marzo a las 21.00.

El ímpetu de lo solemne

Estrenada en noviembre del año pasado en la sala El Mura, en el Mercado Agrícola, la obra "Yocasta", de Mariana Percovich y dirigida por Marisa Bentancur, apunta a lo solemne. Gabriela Iribarren es una Yocasta hierática, sin compañía, en un escenario semivacío, sin más elementos que un micrófono con luz cenital, un asiento desmontable y un vestuario que refiere, con una forma y un toque de color exiguo y vertiginoso, al peplo que la vestía.
Instalación de Brett Bailey, Exhibit B. Foto: Difusión, s/d de autor

A Midsummer Night’s Dream

El verano, en Santiago de Chile, mueve a la acción. Así lo entiende el Festival Internacional Santiago a Mil, fundado en 1994, uno de los más importantes de Latinoamérica, que en la edición 2015 ofrece, además de charlas y laboratorios, 91 espectáculos de los cinco continentes. El encuentro empezó el 3 y termina el 18 de enero y entre ellos se encuentran los uruguayos "Ex: que revienten los actores", de Gabriel Calderón, "Multitud", de Tamara Cubas, y una "Noche de músicas del Uruguay", con Rossana Taddei, Gustavo Etchenique y Pitufo Lombardo.
Proyecto Felisberto. Foto: Difusión s/d de autor

A quien no le guste el teatro, que lea

Cada vez que enfrento la página en blanco, pienso en ese imponente grupo de artistas involucrados en el quehacer teatral y en el igualmente imponente público que los sigue. No pasa por mi mente, jamás, seducir al indiferente o ganar al descreído. Durante el año, cada reseña agrega algo a lo que entiendo como una conversación non stop con esa comunidad amplia. Y resaltar, según la ocasión, los puntos salientes o dolientes, discutir primicias o lugares comunes, patalear ante los estrenos fallidos y festejar, embelesada, los logrados tiene siempre algo de puertas adentro. Este año no.
Carlos Gil Zamora. Foto: Sandro Pereyra

El placer de los textos

El martes 2, el español Carlos Gil Zamora, director de "ARTEZ. Revista de las Artes Escénicas", estuvo en Montevideo para presentar en el Centro Cultural de España un libro de Marianella Morena. Sobre el libro y las razones que llevaron a su editor a publicarlo es que trata esta entrevista.
La suerte de la fea. / Foto: Dahiane Oviedo, Difusión

Matar (o morir) con la indiferencia

Para el teatro, cuya premisa fundacional es la puesta en escena, concentrarse en la invisibilidad supone proponer al espectador, a un tiempo, que vea y no vea. Dos monólogos recientes coinciden en ese intento. Las actrices Soledad Gilmet y Lourdes García se prestan al juego conjurando, con estrategias disímiles, la transparencia oscura que les exigen sus textos. Gilmet interpreta "Carta de una desconocida", de Stefan Zweig, dirigida por Fernando Gilmet, y Sergio Luján dirige a García en "La suerte de la fea", de Mauricio Kartun.
Dan Fuller. / foto: Pedro Rincón

La mudez interior

El 28 de abril, el subsuelo del ex bazar Mitre, nueva sede del Centro de Fotografía de Montevideo, estaba lleno. Dan Fuller, archivista, historiador de fotografía y docente de la Universidad Wisconsin-Madison, daba una charla, “Haciendo cine mudo con aparatos antiguos”, y prometía proyecciones viejas y modernas. Sus películas han sido presentadas, entre otros espacios, en Le Giornate del Cinema Muto, de Pordenone, el festival más importante sobre el período. Tras la presentación, la diaria aprovechó la ocasión para conversar con Fuller sobre su proyecto, The Wisconsin Bioscope, las posibilidades materiales de llevarlo a cabo y, en definitiva, sobre el cine de ayer y hoy.
Ensayo de la obra La reunión. Foto: Juan Carlos Cáceres

La precariedad como valor

El Teatro Solís sigue con la buena costumbre de invitar a elencos internacionales durante los meses de verano. Este año le puso un lindo nombre, Estival de Teatro, y programó tres espectáculos: el argentino Entonces bailemos, de Martín Flores Cárdenas, que inauguró el evento, el 1º y 2 de febrero; el chileno La reunión, de Trinidad González, para el 7, 8 y 9 de febrero; y el español Lúcido, de Rafael Spregelburd, por la compañía Teatro de la Danza de Madrid, para el 13 y 14 de febrero. la diaria entrevistó a Trinidad González, quien nos visitó años atrás como la fascinante Olga Knipper de Neva, de Guillermo Calderón. Estudió actuación en la Escuela Teatro Imagen de su país y se perfeccionó en Estados Unidos e Italia.
Lo que los otros piensan. · Foto: S/d de autor, difusión

El teatro recobrado

Emprender la revisión y balance de una temporada teatral, necesita, en general, de una estructura, cierta organización. En este año proustiano -se festejó la salida, hace un siglo, de la primera parte de "En busca del tiempo perdido"- parece en consonancia un viaje a posteriori, agarrándose al “ahora” para atravesar los últimos 12 meses. De adelante hacia atrás entonces, sin metas capitales como la del novelista francés, pero sí como exploración abierta a las fáciles omisiones de la memoria y también a sus fecundas proyecciones.
Gruppo 63. / Foto: s/d de autor

Querida vieja nueva vanguardia

Composición de lugar: Italia a principios de los 60. El boom económico estaba en su apogeo, las contradicciones sociales emergían con una fuerza inédita, crecían consumo y producción, pero también las fuerzas sindicales, todo el mundo se podía comprar un Fiat 500 y un televisor, y todo el mundo participaba en huelgas larguísimas: vale decir, el país era una olla en ebullición. En el plano de lo simbólico letrado también reinaba cierta quietud antes de la tempestad. Había un gran estancamiento que empezó a agrietarse cuando en 1961 salió una pequeña antología poética: sus autores se autoproclamaban I Novissimi y eran cinco poetas de entre 26 y 37 años.
Foto principal del artículo 'Afilar la lengua' · Foto: S/D autor

Afilar la lengua

Dorothy Parker cumpliría en 2013, si viviera, 120 años. Esta narradora, poeta y crítica dio paso en sus textos al uso de la primera persona . Una preeminencia del yo que ya aparecía en la práctica de los cronistas del siglo XIX y que, convertida en otra cosa, aparecerá sistematizada en los 60 y 70 con el New Journalism, para extenderse al siglo XXI con fuerza neurálgica, cubriendo hoy buena parte de lo escribible. El ingenio de los escritos y comentarios de Parker hizo que se volviera una voz reconocible del ambiente agitado de los años 20, e incrementó su visibilidad la participación en el prestigioso grupo neoyorquino la Algonquin Round Table, también autodefinida como “Círculo vicioso”, donde escritores, críticos y actores se divertían combinando palabras y chistes ingeniosos que luego diseminaban en las columnas de la prensa.