Deporte | la diaria

Deporte

Festejo de los jugadores de Uruguay tras el gol de Diego Lugano ante Costa Rica. / foto: efe,esteban dato

Primera vuelta ganada, triunfo a la mano

El partido de ida del repechaje entre el quinto sudamericano y el cuarto de Centro, Norte América y el Caribe fue ganado por Uruguay 1 a 0, por lo que ahora (el miércoles a las 21.00) tanto sirve otra victoria como un empate para estar presentes en Sudáfrica. El resultado refleja lo mostrado en cancha y el tanteador pudo ser más amplio.

Cerquita

En las primeras horas de hoy, la delegación uruguaya regresó a Montevideo en un vuelo chárter, tras la victoria conseguida en la noche del sábado en Costa Rica, que dejó a nuestro representativo a un paso de obtener la clasificación al Mundial de Sudáfrica. El próximo miércoles a las 21.00 en el Estadio Centenario comenzará a jugarse la segunda mitad de este repechaje de 180 minutos, en el que los celestes con sólo empatar habrán conseguido el objetivo por el que están luchando desde hace más de dos años.
Jorge Córdoba, ayer, tras convertir el segundo gol de River Plate ante Liga Universitaria de Quito.

Dejala pasar

Jugando un gran partido y siendo muy superior a su rival, River Plate derrotó por 2 a 1 a la Liga de Quito con goles de Porta y Córdoba y un gran partido del colombiano John Varela. El equipo uruguayo podría haber hecho algún gol más, pero no concretó las oportunidades que tuvo. El próximo jueves la serie semifinal se definirá en Quito.
Emiliano Alfaro, ayer, tras convertir el segundo gol de Liverpool ante Cerro en Belvedere.

Liverpunk

El equipo de Favaro sigue rebelándose contra los pronósticos del establishment, que priorizan la chance de otros clubes a la hora de pensar en un campeón para el Apertura. Jugando buen fútbol masticó el partido con solvencia, y justo en el mejor momento del rival apuntó los dos goles con que ratificó su condición de líder del torneo.
Los jugadores de River Plate celebran tras su triunfo frente a San Lorenzo de Almagro de Argentina por la Copa Sudamericana, ayer, en Buenos Aires.

Sigue en carrera

Tras un gran partido y 18 penales acalambrantes, River Venció a San Lorenzo en Buenos Aires y se metió en semifinales de la Sudamericana.

Salir a ganar

El equipo darsenero solamente perdió dos partidos en toda la temporada, y justamente el invicto lo perdió hace dos semanas en el Estadio Centenario con San Lorenzo en el juego de ida de los cuartos de final de la Copa Sudamericana. Los dirigidos por Juan Ramón Carrasco ya están en Buenos Aires desde el domingo y hoy a partir de las 20.00 saldrán a buscar una victoria que les permita seguir avanzando en la Copa. Cualquier resultado favorable para el equipo uruguayo le prolonga la actividad en el torneo, ya sea definir por penales o conseguir directamente el pasaje a la semifinal.
Matias Riquero, Guillermo Firpo y Damián Frascarelli ayer en el estadio Palermo

Retroceden un casillero

El partido no prometía maravillas pero dejaba espacio para esperar una lucha interesante, de dos equipos que aspiran a lo máximo y que se ubicaban segundo y tercero en la tabla de posiciones. Al final fue un partido de bajo nivel con poco para entusiasmar y una igualdad que condena a ambos a perder puntos que pueden ser decisivos en la recta final del Torneo Apertura.
Ángel Morales y Daniel Leites ayer en el Parque Central

Los secretos del Ángel

La electricidad está en el aire. Va y viene, en fogonazos. Nada se pierde, todo se transforma. La onda la tiene Matute. El circuito de miradas relojea permanentemente también el refucilo blanco. Ese resplandor de talento en la magia de la pierna zurda del botija Lodeiro. Todo el mundo palpita el final con las gargantas húmedas. Hay fanáticos colgados de las alambradas como si fueran monos que quieren caramelos. La misa en la catedral tiene un murmullo infernal. El Ángel no tiene cura.
Johnatan Charquero, Julio Rodríguez y Marcelo Palau, ayer , tras el tercer gol de Wanderers a Cerro en el Parque Viera.

9 puntos, 11 goles, 3 partidos

No hay dudas. Hay cierta bohemia, cierto placer por hacer las cosas bien en el equipo del rosarino Salvador Capitano. Ayer no hubo lujos, pero el 3-1 final refleja la superioridad que impusieron a un juvenil equipo cerrense que dio lucha.